Víctimas de abuso militar en México temen por Ley de Seguridad

6
487

Los grupos de derechos humanos temen que la recientemente aprobada Ley de Seguridad Interna, que regula formalmente el uso de los militares en funciones policiales, solo conduzca a más casos de violaciones de derechos humanos.

Los soldados que hicieron parte del tan mencionado caso de Dan Jeremeel fueron enviados a Torreón en enero de 2007 para luchar contra el crimen organizado en la región, donde la violencia aumentaba a medida que el Cártel de los Zetas, intentaba arrebatar el control de Torreón al Cártel de Sinaloa, liderado por «El Chapo» Guzman.

Pero la violencia solo empeoró en los años siguientes a medida que se desplegaban más soldados en el área de Torreón. Algunos soldados fueron acusados ​​de corrupción y abusos contra los derechos humanos, incluida la detención arbitraria y las ejecuciones extrajudiciales.

En junio de 2007, Juan José Barrientos Amador, un taxista de 35 años, fue encontrado muerto después de que testigos lo vieron ser arrestado por soldados. El asesinato llevó a varias protestas frente a instalaciones militares, pero nadie fue procesado, y los militares se negaron a comentar sobre el caso.

Una estrategia re utilizada a pesar de sus fallas

El despliegue de los militares para combatir el crimen fue parte de una estrategia del entonces presidente Felipe Calderón, quien argumentó que la policía local era ineficaz y corrupta. Pero las denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte de los militares comenzaron rápidamente a acumularse.

En 2008, hubo más de mil denuncias de violaciones de derechos humanos contra el ejército ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Casos como el de Dan Jeremeel y José Barrientos llevaron a muchos a cuestionar la efectividad de la estrategia militar en la llamada guerra contra las drogas.

Muchas preguntas resurgieron a fines del año pasado con la aprobación de la Ley de Seguridad Interior. La ley, firmada por el presidente Enrique Pena Nieto en diciembre pasado, formaliza y amplía la participación de las fuerzas armadas de México en la seguridad interna.

6 COMENTARIOS

  1. pobresitos narcos, tan buena gente que son, ellos si matan pero es nadamas por trabajo, por las plazas y a personas que no pagan, pero todo es trabajo, por eso es que derechos humanos los protege, porque son personas muy trabajadoras.

  2. No nos van hacer cambiar en apoyar a esta ley somos ciudadanos informados y eso de militarizar y que son opresores ya no pega, las ONG’s que promueven la abrogación tienen propuestas que no convencen a un niño, ustedes saben bien que las Fuerzas Armadas son importantes que sigan laborando en las calles, hasta que haya una policía confiable, ellos han dicho que están en la mejor disposición de regresar a sus cuarteles, saquen ustedes sus policías rateras que eso es lo que son

  3. Que ridiculez solo buscan desinformar a la ciudadanía poniendo una Ley que les brinda delimitantes a las Fuerzas Armadas como si fuera algo tan malo.

  4. Natalia Carolina, si de verdad eres amante de la investigación, te invito a que lleves a cabo una que sea verídica, para que lo publiques pero como vivencia y experiencia propia, y no que te dejes llevar por lo que has leído o escuchado de otras personas o de otras quejas infundadas, las cuales son elaboradas por los mismos delincuentes o sus familiares, con el propósito de denostar las acciones de las Fuerzas Armadas en México, así como lo que en realidad comprende la polemica Ley de Seguridad Interior, misma que regula la acción e intervención de las Fuerzas Armadas en México.

  5. Se confunden estas ONG’s y de nuevo invitan al panico con sus argumentos falsos, los militares no violan sistematicamente los derechos humanos de nadie y no es una constante ni es una forma de que ellos actuen, la ley sirve para mejorar la calidad de la seguridad y no para retroceder en ella, si un militar viola algun derecho fundamental se le debe castigar y punto, pero no se debe satanizar a una ley y mucho menos a los soldados por cosas que no pasan y que no se han hecho.

  6. Los que temen a la ley son los delincuentes, sienten que sus negocios ilícitos como lo son el narcotrafico y el secuestro están amenazados.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre