Venezolanos quieren fuera a Maduro, pero no apoyan intervención militar

0
95

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, jurará por un nuevo mandato de seis años el jueves. Será una inauguración sencilla y solitaria. Unos 40 países, se niegan a reconocer a Maduro como el legítimo presidente de Venezuela porque creen que su reelección de mayo de 2018 fue un fraude e ilegítima (Te puede interesar: Maduro es reelegido con 5,8 millones de votos según CNE).

Venezuela, que alguna vez fue una de las naciones más prósperas de América Latina, ha experimentado una grave escasez de alimentos y medicamentos desde 2014. Miles de personas huyen de condiciones extremas en el país todos los días.

La mayoría de los venezolanos consideran a Maduro el responsable de su sufrimiento.Pero responsabilizar a Maduro ha resultado ser sumamente difícil.

De abril a julio de 2017, cientos de miles de manifestantes tomaron las calles en todo el país, principalmente en protesta pacífica.  Al menos 124 personas murieron durante las protestas de Venezuela en 2017. Otros 4.000 resultaron heridos y 5.000 fueron arrestados, según el Consejo Interamericano de Derechos Humanos (También: Países denuncian a Venezuela ante la Corte Penal internacional).

En medio de todo esto, la oposición de Venezuela también trató de hablar con el gobierno de Maduro. Pero los diálogos en 2014, 2016 y 2018, incluido uno mediado por el Vaticano, lograron poco.

¿Cómo solucionarlo?

Después de las elecciones democráticas, la protesta y el diálogo no lograron resolver la crisis política de Venezuela, algunos líderes internacionales propusieron una medida más drástica para buscar el cambio político. En agosto de 2017, poco después de que Estados Unidos impusiera sanciones económicas a Maduro, el presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos estaba considerando una “opción militar” en Venezuela (También: Trump habla de una intervención militar a Venezuela).

Los gobiernos latinoamericanos rechazaron la “opción militar” de Trump. Pero algunos líderes exiliados de Venezuela han abrazado la idea. Pero, ¿apoyarían los venezolanos la intervención militar extranjera?

Todas las encuestas confiables en Venezuela dicen que la mayoría de los venezolanos quieren desesperadamente que Maduro salga. Pero eso no significa necesariamente que estén abiertos a medidas desesperadas.

La diplomacia puede ser lenta y frustrante. Pero un acuerdo negociado tendría el apoyo de las personas que más importan: los venezolanos que deben sobrellevar día a día las penurias de vivir bajo el régimen de Nicolás Maduro y todos aquellos que emigran para librarse de él, sometiéndose a situaciones extremas en países vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre