Ucrania es la mayor amenaza para Rusia desde 2014

0
163

Rusia ha estado incrementando la presencia de sus fuerzas cerca de la frontera con Ucrania desde agosto y ahora representa la mayor amenaza militar desde 2014, año en que Moscú se anexó a Crimea, dijo a Reuters el comandante de las fuerzas armadas de Ucrania en una entrevista el pasado martes 4 de diciembre.

El general Viktor Muzhenko hizo un gesto hacia una serie de imágenes satelitales que, según dijo, mostraban la presencia de tanques rusos T-62 M estacionados a 18 kilómetros (11 millas) de la frontera con Ucrania. Para Muzhenko, esto es evidencia de una acumulación concertada de fuerzas rusas en el período previo al 25 de noviembre, cuando Rusia disparó y capturó tres embarcaciones ucranianas en el Estrecho de Kerch, una acción que representó una amenaza de invasión para los miembros del Kiev.

Ucrania y Rusia han intercambiado acusaciones por el enfrentamiento. El portavoz del Kremlin el 3 de diciembre desestimó por «absurda» la idea de que Rusia quería apoderarse por la fuerza de los puertos ucranianos.

Muzhenko dijo que los niveles de tropas rusas estaban en «el nivel más alto» desde 2014, cuando Moscú se anexó a Crimea y luego desplegó fuerzas en el este de Ucrania.

«Frente a nosotros hay un agresor que no tiene límites legales, morales o de otro tipo», dijo. «Es muy difícil predecir cuándo se le ocurrirá comenzar acciones de combate activas contra Ucrania».

El ministerio de defensa ruso no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Despliegue de tropas

Muzhenko dijo que Ucrania había desplegado más fuerzas terrestres y aéreas en respuesta a la región, e intensificó los ejercicios militares en todo el país, pero se negó a entrar en detalles.

Añadió que Ucrania espera completar la construcción de una base militar en el Mar de Azov, que había sido planeada antes del choque naval, para el próximo año.

Ucrania también esperaba ayuda de los aliados, en su mayoría de los Estados Unidos, para equipos como reconocimiento aéreo y naval, botes y armas para tierra.

Las relaciones entre Ucrania y Rusia se derrumbaron tras la anexión de Crimea en 2014 y el apoyo de Rusia a los rebeldes separatistas en la región oriental de Donbass.

El conflicto de Donbass ha matado a más de 10,000 personas a pesar de un alto el fuego nocional. Rusia niega fuertemente el envío de tropas y armas pesadas al área.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, introdujo la ley marcial la semana pasada por un período de 30 días en las regiones del país que se consideran más vulnerables a un ataque ruso.

Cuando se le preguntó si los militares necesitarían una extensión una vez que expiraran los 30 días de la ley marcial, dijo que se haría una evaluación más cercana al momento.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre