Trump pide a Arabia Saudita que permita que ayuda llegue a Yemen

0
39
El presidente Trump pidió el miércoles a Arabia Saudita que permita que alimentos, combustible, agua y medicinas lleguen a la población de Yemen, en una declaración que refleja la alarma creciente de las agencias de ayuda y representa un duro regaño público de uno de los aliados más cercanos de su gobierno.

Los sauditas han impuesto bloqueos intermitentes en Yemen, su vecino del sur, incluido uno que fue parcialmente levantado la semana pasada.

La intervención de Arabia Saudita en la guerra civil de Yemen ha devastado la economía y la infraestructura de Yemen, dejando a millones en riesgo de morir de hambre y depender de la ayuda humanitaria.

Crisis Humanitaria

Desde que comenzó la intervención de la coalición, Yemen se ha convertido cada vez más en un campo de batalla por poder entre Arabia Saudita y su archirrival Irán, que apoya a la dirigencia chiíta de un grupo conocido como Houthis, que ahora controla gran parte del norte y el oeste del país.

La declaración de Trump se produjo después de la segunda noche consecutiva de ataques aéreos saudíes en la capital de Yemen, Sanaa, mientras la coalición liderada por Arabia Saudita intentaba evitar que los houthis consolidaran el poder en la ciudad.

El lunes, combatientes rebeldes asesinaron a Ali Abdullah Saleh, presidente de Yemen desde 1978 hasta 2012.
La muerte de Saleh ocurrió días después de que él rompió públicamente su alianza con los houthis, al tiempo que indicaba una apertura a las negociaciones con la coalición.

La muerte de Saleh se ha sumado a la creciente preocupación de que la guerra de Yemen está entrando en una nueva y más destructiva fase.

La coalición dirigida por Arabia Saudita y las fuerzas aliadas han manifestado su intención de recuperar Sanaa de los houthis, lo que plantea la posibilidad de una feroz guerra urbana en la ciudad más poblada de Yemen, un lugar que ya sufre una grave escasez de electricidad y bienes esenciales como resultado del conflicto.

Las peleas callejeras se extendieron por Sanaa con noticias de la muerte de Saleh, y el Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que 234 personas habían muerto y casi 500 habían resultado heridas desde el lunes.

Se cree que más murieron en combates terrestres que en ataques aéreos, pero el caos en Sanaa ha imposibilitado el recuento exacto.

El conflicto ha creado una catástrofe humanitaria en Yemen. La comida, la medicina y el combustible son escasos y demasiado caros para que la mayoría los pueda pagar.

El agua potable es difícil de conseguir. Más de 10.000 personas han sido asesinadas, 2 millones han sido desplazadas, y 7 millones dependen totalmente de la ayuda humanitaria.
Sin esa ayuda, una hambruna estallaría de inmediato, dicen observadores internacionales.

Los combates de esta semana provocaron la interrupción de los servicios de emergencia en Sanaa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre