Trabajo conjunto entre el Ejercito, la Policía Nacional y la Procuraduría General de Colombia para combatir la extorsión en el país

0
566
Trabajo conjunto para combatir la extorsión en el país

Las unidades del Ejército de Colombia, la Policía Nacional y la Procuraduría General de la Nación efectuaron un duro golpe contra las pandillas de extorsión en 26 de los 32 departamentos de la nación, en un Trabajo conjunto para combatir la extorsión en el país. El resultado de esta exitosa operación fue anunciado a la nación por el Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas y el General del Ejército Juan Pablo Rodríguez, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Colombia, el 28 de julio en la sede general de la Policía Nacional.

«Durante la Operación Sicilia, se realizaron 42 operaciones con 67 redadas entre el 25 y el 27 de julio», dijo el ministro Villegas a Diálogo. «Durante esas incursiones, se decomisaron armas de fuego, teléfonos celulares, narcóticos y libros de registro que contenían los nombres de posibles víctimas, 197 criminales capturados, 188 [arrestados] por orden judicial y los otros nueve atrapados en flagrante».

La gigantesca operación fue una ofensiva nacional. Se centró especialmente en el desmantelamiento de organizaciones criminales que pasaron varios meses extorsionando a conductores, pequeños comerciantes y vendedores sin licencia en Bogotá y en 26 municipios de todo el país.

Las tasas de extorsión disminuyen

La Operación Sicilia requirió cuatro meses de investigación. Se trata de un esfuerzo detallado de búsqueda y seguimiento que desembocó en una enorme red y afectó en gran medida a la estructura de organizaciones criminales que presionaban sin piedad a la población civil, incluso persiguiendo a personas que realizan trabajos simples y de muy pequeña escala para sobrevivir.

«A través de este tipo de operaciones centradas en la lucha contra la extorsión, hemos sido capaces de reducir este crimen. La extorsión ha caído un 44 por ciento a nivel nacional, lo que significa que el crimen es ahora la mitad del número de casos registrados en el año anterior «, señaló el ministro Villegas. «Resultados como los de la Operación Sicilia nos permiten ser más eficaces en la lucha contra la delincuencia y representan un cambio significativo en las vidas de las comunidades donde se realizan las intervenciones».

Las pandillas peligrosas desmanteladas

A través de esta ofensiva nacional, el ejército colombiano desmanteló a seis bandas criminales: «Los Congos» en Magdalena; «Los Empleados Públicos» en Medellín; «Los Parmalat» en Antioquia; «Los Cafeteros» en Arauca; «Los Socialistas» en Norte de Santander y «Pescado Frito» en Santander. Los resultados de Sicilia incluyeron otras 37 organizaciones criminales que fueron impactadas, como «Libertadores de Vichada» y «La Cordillera» en el cinturón de café de Colombia.

En lo que va del año, las Fuerzas Armadas colombianas han capturado más de 1.600 extorsionistas en todo el país. Han roto más de 80 pandillas y organizaciones dedicadas a este crimen, que a menudo se gestiona desde dentro de las cárceles, situación que ha dado lugar a que se intensifiquen las medidas de vigilancia y control en los últimos años.

Lucha contra la extorsión

El desmantelamiento de las bandas de extorsión ha revelado los efectos devastadores de este crimen. Por ejemplo, los empresarios, dueños de estacionamientos, camioneros y conductores de vehículos de entrega de alimentos en Itagüí, Antioquia, se vieron obligados a pagar a los criminales entre $ 3 y $ 170 por semana a cambio de no amenazar su seguridad.

En algunas ciudades, los residentes fueron extorsionados por su consumo de agua, y autobuses, taxis de bicicletas y conductores de rickshaw auto se vieron obligados a pagar para conducir a lo largo de ciertas rutas. Los propietarios de pequeñas empresas fueron intimidados por tratar de vender huevos, azúcar o sal, según información proporcionada a Diálogo por el Comando General de las Fuerzas Armadas de Colombia, que se dedica a una exposición completa sobre las formas de extorsión.

«La pandilla de Los Pepes que fue arrestada es acusada de extorsionar a los comerciantes de los municipios del departamento de Atlántico y los miembros del grupo delictivo ‘Los Gualiva’ están siendo juzgados por cobrar un supuesto honorario de colaboración de dueños de negocios y camioneros en Soacha, Cundinamarca, para mejorar su situación de seguridad «, confirma el documento. «En Cali, el grupo criminal ‘Los Boqueños’ fue golpeado, atrapando a 10 presuntos delincuentes que habían solicitado los pagos a los residentes de Vallado, una zona habitada por personas con escasos recursos».

Programa para impulsar el GAULAS

La extorsión es uno de los mayores flagelos en la sociedad colombiana. Este crimen es susceptible de propagarse debido a la situación posterior al conflicto. Las guerrillas disidentes pueden recurrir a la extorsión como fuente de financiamiento.

«El gran desafío es trabajar con mayor eficacia para contrarrestar las organizaciones y personas involucradas en la extorsión», reconoció el general Rodríguez. «Hemos reducido las tasas de este crimen, pero el objetivo es bajarlo a cero».

Los militares están trabajando un programa para impulsar los 30 Grupos de Acción Unificada para la Libertad Personal (GAULAS). Estos grupos se localizan en puntos estratégicos de toda Colombia, además de dos GAULAS de élite que el alto mando ha activado para atender situaciones especiales cuando una zona es acosada por actividades específicas de extorsión.

«El resultado de la Operación Sicilia es su clara demostración de que nuestro trabajo interinstitucional está dando excelentes resultados en la lucha contra la extorsión y el secuestro», agregó el general Rodríguez. «Todo este esfuerzo institucional ha evitado el pago de las sumas calculadas en $ 2.5 millones hasta el año 2017. Nuestras capacidades están ahora mejor estructuradas y tienen mayor alcance. Sicilia es un ejemplo de eso.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre