Tiroteo en Brasil deja cuatro víctimas mortales

0
325

La policía de Brasil, investiga un tiroteo en una catedral en la ciudad brasileña de Campinas identificó al hombre armado. Euler Fernando Grandolpho abrió fuego en la Catedral Metropolitana después de la misa del mediodía del pasado martes 11 de diciembre.

Cuatro personas murieron y otras cuatro resultaron heridas antes de que el hombre de 49 años se apuntara a sí mismo después de que la policía le disparara.

Los oficiales informaron que Grandolpho no tenía antecedentes penales y «no tenía motivos excepto por su propia locura».

Si bien los delitos con armas de fuego son comunes en Brasil, los disparos de esta naturaleza y especialmente en un lugar religioso no lo son.

El presidente electo Jair Bolsonaro describió el tiroteo como «un crimen bárbaro» en Twitter y el alcalde de Campinas declaró tres días de duelo oficial.

La policía dijo que la tragedia podría haber sido mucho peor si hubiera más gente dentro de la catedral en ese momento.

¿Cómo transcurrió el tiroteo?

El tirador se sentó en uno de los bancos antes de abrir fuego. La misa del mediodía estaba en marcha cuando el hombre, quien más tarde fue encontrado armado con dos armas, entró y se sentó en un banco.

Testigos presenciales dijeron que, una vez terminada la misa, se dio la vuelta y disparó a los fieles que se habían sentado detrás de él, uno de los cuales murió.

Pedro Rodrigues estaba dentro de la catedral cuando sucedió: «Vi a un hombre levantarse y colocarse frente a una pareja y disparó a quemarropa a esa pareja. Luego, mi reacción fue salir corriendo y varias otras personas se fueron corriendo. Conmigo. El hombre siguió disparando, hubo muchos tiros «.

La policía entró corriendo desde la plaza, pero el hombre armado logró disparar unos 20 disparos antes de que lo alcanzara una bala en el costado. Luego se disparó en la cabeza delante del altar.

El jefe de policía de Campinas dijo que no habían encontrado vínculos entre el pistolero y sus víctimas.

La policía militar había dicho al principio que habían matado a cinco personas, pero más tarde corrigió la cifra a cuatro: Sidnei Vitor Monteiro, de 39 años, José Eudes Gonzaga Ferreira, de 68 años, Cristofer Gonçalves dos Santos, de 38 años, y Elpídio Alves Coutinho, de 67.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre