Tecnología seguridad civil y militar: cazadores de drones

0
234

El Proyecto Cóndor, es el sistema usado por el Ministerio de Defensa de España para poner a prueba a la industria de defensa con el fin de que se rearmen de instrumentos contra los drones. Se evaluarán los sistemas anti drones portátiles y que hayan sido o sean desarrollados en España.

El hecho de que la sociedad en general pueda acceder a un dron, genera nuevos retos de regulación y seguridad, en espacios urbanos y unidades estratégicas, ya que ahora tener un dron está al alcance de cualquier persona, y con un uso incorrecto o criminal puede convertirse en una seria amenaza.

La idea de un sistema anti-dron parte de la base de los siguientes pilares, propuestos por Mateo Burgos, profesor de la escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid.

  • Detectar la intrusión
  • Identificar la potencial amenaza
  • Eliminar la amenaza

Para ello, recomienda un sistema que integra diversidad de elementos técnicos y complementarios. La multinacional Thales fabrica drones y un sistema anti-drones. Su jefe de producto, Gonzalo Aréchaga explica que normalmente se desarrollan ambos sistemas a la vez, no obstante, hay más variedad de drones que de sistemas antidrones.

La importancia del tamaño del dron

El tamaño es muy importante en la detección, puesto que los mini drones o zánganos son más difíciles de alcanzar o detectar, aunque también suponen menor riesgo de seguridad. Por su parte, los grandes son fáciles de detectar y existe la tecnología para ello. Pero para aquellos que son muy pequeños, debe crearse una nueva tecnología de detección, o adaptar la existente.

La industria de defensa y las universidades han trabajado en eso. No obstante, faltan ingenieros en telecomunicaciones, expertos en cyberseguridad, radares, óptica y otros profesionales de la materia, además de la normatividad que plantee límites al respecto.

Algunas empresas españolas ya han mostrado su potencial en la materia; como ART. La primera fase del proyecto cóndor evalúa los sistemas portátiles que deben ser un 70% de fabricación española.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre