Tecnología militar estadounidense está siendo clonada por sus enemigos

0
289

Durante el fin de semana se realizó un descubrimiento preocupante para la industria de la defensa de Estados Unidos, un avión no tripulado iraní invadió el espacio aéreo de Israel y luego fue derribado por un helicóptero de la Fuerza de Defensa Israelí (FDI).

Después de destruir el UAV y atacar otros objetivos del sistema de control de Irán, corrieron rumores que el avión no tripulado era una copia de una Lockheed Martin RQ-170 «Sentinel», el cual fue interceptado en 2011.

El hecho que el gobierno iraní haya realizado la copia casi exacta representa el último de varios problemas de la seguridad de las tecnologías de los Estados Unidos. Desde que el gobierno estadounidense tomó la decisión de comprar equipos comerciales disponibles, ha resultado más fácil para sus adversarios acceder a los secretos de la potencia.

La ciberseguridad y el robo de la información

Las violaciones en el espacio de la ciberseguridad también vulneran aún más los avance estadounidenses, una muestra es que el robo de la información por parte de los piratas informáticos patrocinados por China, fue una fuga importante  que permitió el desarrollo de copias del F-22 y del F-35 a una fracción del costo de desarrollar la capacidad ellos mismos. Adicionalmente China también ha copiado más de 50 diseños de sistemas del Departamento de Defensa y tecnologías.

En el último mes los piratas «Fancy Bear» quienes se han relacionado con el Ejército de Rusia estuvieron investigando las contrataciones militares de Lockheed Martin, Boeing y muchos otros desde 2015 con la esperanza de robar información militar, aproximandamente 40 contratistas fueron víctimas de las estrategia de phishing, de los cuales todos estabn relacionados con tecnologías como drones militares, cohetes y misiles.

Para solucionar el problema corresponde a la administración Trump y el resto del gobierno de los Estados Unidos buscar los mecanismos para salvaguardar las capacidades de defensa y seguridad del país, pues la fuga de información no es solo un peligro para los miembros de las fuerzas armadas sino también para la seguridad nacional.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre