Sobre Guantánamo y el abuso de los Derechos Humanos

0
269

Desde su apertura en 2002, la prisión de Guantánamo ha generado controversia por las acusaciones de las violaciones de Derechos Humanos contra los detenidos.

Esta base se construyó en el Siglo XIX; en 1898, durante la ocupación estadounidense en Cuba. El campo fue abierto por el presidente George W. Bush, después de los ataques del 9/11, se ubica en la Bahía de Guantánamo en Cuba. Su principal propósito era la detención de personas relacionadas con el terrorismo.

Durante la campaña política de Barack Obama, el posible cierre del Gitmo fue una de sus banderas, sin embargo, la administración Trump ha encontrado el camino para reincorporarlo en los planes de defensa de Estados Unidos.

Sus críticos argumentan que es un sitio para la violación de derechos humanos, y mantener detenidos a personas sin realizar un juicio.

Alrededor de 800 hombres, de 50 nacionalidades diferentes, fueron llevados a Guantánamo, con presos de Afganistán, Arabia Saudita, Yemen y Pakistán que representan alrededor del 70% de los detenidos.

Entre los prisioneros que permanecen en Guantánamo se encuentra Khalid Sheik Mohammed, que se cree fue el líder 3 de Al Qaeda antes de ser capturado en Pakistán en 2003 y el secuestrador del 11 de septiembre Ramzi Bin Al-Shibh.

Acusación de violación a los Derechos Humanos

La prisión de Guantánamo ha sido señalada en repetidas ocasiones de violar la Convención de Ginebra

En 2004, el Comité Internacional de la Cruz Roja acusó a los militares de utilizar «actos humillantes, confinamiento solitario, temperaturas extremas y uso de puestos forzados» contra los reclusos.

Amnistía Internacional ha manifestado varias veces la necesidad del cierre de la prisión, ya que realiza violaciones graves a los derechos humanos como la tortura.

En 2013, más de 100 detenidos se declararon en huelga de hambre como parte de las protestas contra las condiciones en la prisión.

en 2017 la Organización de las Naciones Unidas solicitaron una investigación, afirmaron:

No se trata solo de cerrar las instalaciones y transferir a los actuales detenidos. Se trata de cerrar un capítulo en la historia de los Estados Unidos, justificó una cadena de violaciones graves de las leyes humanitarias y de los DD.HH.

A pesar de las acusaciones y las solicitudes de la comunidad internacional, Donald Trump hizo una declaración ante el Congreso en enero de 2018 para mantenerla abierta:

Acabo de firmar una orden orientando al secretario de Defensa, Jim Mattis que reexamine nuestra política de detención militar y mantenga abierta las instalaciones de detención en Guantánamo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre