Situación de venezolanos inmigrantes empeora en Brasil

0
255

El número de venezolanos que huyen a los países vecinos se ha incrementado durante el año pasado, y en los últimos días Brasil ha enviado más personal militar para lidiar con reacciones violentas a esa afluencia (Te puede interesar: Brasil envía tropas a la frontera de Venezuela).

A primeras horas del sábado en Pacaraima, un municipio en el estado brasileño de Roraima en la frontera con Venezuela, los campamentos instalados por los venezolanos fueron atacados por brasileños enojados por el dueño de un restaurante local que había sido golpeado y robado, supuestamente por venezolanos.

Según los informes, grupos de hombres con palos y piedras incendiaron viviendas y otros artículos pertenecientes a venezolanos. Los atacantes también dejaron neumáticos para bloquear el único camino entre los dos países, de acuerdo con el gobierno estatal.

El secretario de seguridad del estado de Roraima dijo a Reuters que los soldados brasileños apostados en Pacaraima pidieron a los inmigrantes venezolanos que regresen a casa por su propia seguridad. Los videos mostraron a los brasileños gritando «¡Fuera, fuera, afuera!» a los venezolanos que regresan a Venezuela.

Una familia venezolana allí durante los ataques dijo que las fuerzas de seguridad brasileñas estaban presentes pero no intervinieron. Los inmigrantes venezolanos también dijeron que la ropa, los documentos personales y los alimentos que compraron para enviar a casa fueron destruidos. Se cree que alrededor de 1.100 venezolanos vivían en la calle de Pacariama.

Según los informes, los ataques causaron que más de 1,200 venezolanos en Brasil huyeran a su país, dijo un funcionario brasileño, y agregó que el flujo de venezolanos hacia Brasil, aproximadamente 500 por día en promedio, era «mucho más bajo que los días anteriores».

Respuesta gubernamental

El domingo, el presidente de Brasil, Michel Temer, y el ministerio de seguridad pública dijeron que 120 soldados y especialistas de salud se unirían a los equipos en la frontera el lunes. Otros informes indicaron que 60 miembros de la Fuerza Nacional de élite militar se unirían al personal que ya opera en Roraima.

Miles de venezolanos han huido a Brasil porque es uno de los pocos países que no les exige mostrar un pasaporte para ingresar.

Roraima, en la frontera con Venezuela, ha sido un punto focal para la migración venezolana. El estado ha tratado de cerrar la frontera y limitar los servicios para las llegadas, aunque el gobierno federal y los tribunales han bloqueado esos esfuerzos.

El gobierno venezolano pidió el sábado al gobierno brasileño que brinde «garantías a los venezolanos y tome medidas para salvaguardar y proteger a sus familias y pertenencias».

Si bien el ejército brasileño tiene una amplia capacidad logística, los soldados no están bien preparados para las tareas humanitarias, lo que ha sido evidente en el terreno, dijo Ramsey.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre