Sistema pensional militar de Brasil es más beneficioso que en otros países

0
367

Así como en distintos países, quien sigue carrera militar en Brasil tiene un sistema de jubilación especial, con reglas más blandas y más beneficios que las de otros funcionarios públicos y de trabajadores de la iniciativa privada (Te puede interesar: Gobierno peruano promulga reglamento de ley para pensiones militares).

Al parecer, las jubilaciones de militares y servidores van a generar un déficit de R $ 90 mil en 2019.  La lógica detrás de la discrepancia es que la carrera militar requiere condiciones especiales, ya que, entre otras peculiaridades, la categoría tiene algunas restricciones: no tienen derecho a huelga ni a horas extras y no recogen fondo de garantía, además de no tener derecho a adicionales nocturnos y de peligrosidad.

Sin embargo, los beneficios para los militares jubilados en Brasil acaban por superar los concedidos en otros países, como el Reino Unido y Estados Unidos, según Afonso y otros expertos en previsión.

En Brasil los oficiales pueden dejar la carrera temprano con salario integral en comparación con los EE.UU. y el Reino Unido. La legislación actual permite que los militares brasileños se jubilen con salario integral después de 30 años de servicio. En el Reino Unido y en los Estados Unidos, por ejemplo: la jubilación es siempre proporcional al tiempo de servicio.

En Brasil, la remuneración de los militares en la reserva y las pensiones de militares se rige por una serie de legislaciones que vienen desde los años 1960 – la última modificación fue por medio de una medida provisional en 2001.

La contribución desde el status ‘activo’.

Los militares brasileños activos no contribuyen a sus jubilaciones, sólo para pensiones, que van a dependientes en caso de infortunios.

Esta situación viene del entendimiento que se tiene en relación a la salida de los militares en actividad: ellos en realidad no se jubilan, pasan a la reserva y, a partir de cierta edad, son reformados.

En la reserva, ellos pueden ser llamados en caso de guerra – lo que en la práctica no suele suceder, ya que Brasil no convoca reservistas para un conflicto desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Entonces lo que recibe no se entiende como un beneficio de la seguridad social, se entiende como un salario – es por eso que los militares no hacen contribuciones a sus jubilaciones.

La única contribución hecha por militares es para pensiones, del 7,5% – que puede subir al 9% si el militar ingresó antes de 2001 y quiere mantener el beneficio de pensión vitalicia para las hijas no casadas. Para comparación, la contribución de un civil para el INSS es del 11% sobre el salario bruto.

Sólo el Ejército tenía a principios de año más de 67.600 hijas de militares recibiendo R $ 407 millones por mes, lo que da un valor de más de R $ 5 mil millones al año. La Aeronáutica y la Marina no divulgan los valores, a pesar de que se trata de datos públicos. En total, son más de 110 mil hijas de militares recibiendo pensiones.

El ministerio de Defensa destaca que la contribución a las pensiones se hace «desde el inicio de la carrera hasta el fallecimiento», «sin que haya ningún tipo de contribución patronal de la Unión».

Sin embargo, no es suficiente para cubrir todos los gastos con pensiones – se deben gastar R $ 21,2 mil millones con las pensiones en 2019, según la cartera. De ese valor, R $ 3,2 mil millones serán cubiertos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre