SIPRI: las ventas de armas subieron nuevamente en todo el mundo

0
274

Municiones, tanques y drones: el comercio mundial de armas y servicios militares volvió a aumentar en 2016, por primera vez en cinco años.

Aumentó un 1,9 por ciento respecto al año anterior, y un 38 por ciento en comparación con 2002. Estas nuevas cifras provienen del último informe sobre la industria internacional de armamentos del Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Dice que en 2016 los 100 mayores grupos de armamento del mundo vendieron $ 374.8 mil millones (€ 317.7 mil millones) de armas y sistemas de armas.

Particularmente en los Estados Unidos, los grupos de armamentos están produciendo y vendiendo más armas. Según el informe, las ventas de las empresas estadounidenses aumentaron un 4 por ciento en 2016, por un total de $ 217,2 mil millones.

Esto no solo se debió a los despliegues militares de EE.UU., en el exterior: la cifra también se vio impulsada por la compra de sistemas de armas de gran tamaño por otros países.

El grupo estadounidense Lockheed Martin, el mayor productor de armas del mundo, realizó negocios lucrativos vendiendo su nuevo F-35 a países como Gran Bretaña, Italia y Noruega. Sin embargo, su mayor cliente es la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Grandes jugadores estadounidenses como Lockheed Martin conforman la mayoría de los 100 mejores grupos de armamentos investigados por los expertos de SIPRI.

Una vez más, el informe muestra claramente que la mayoría de las armas provienen de empresas estadounidenses, un total del 57,9 por ciento de todas las ventas mundiales de armas.

Europa occidental ocupa el segundo lugar en la lista de los proveedores de armas más importantes, seguida de Rusia con el 7,1 por ciento de las ventas de armas en todo el mundo.

Las crisis benefician el comercio de armas

La imagen es más variada en los países de Europa Occidental. Mientras que las empresas francesas e italianas están vendiendo menos armas, los grupos alemanes y británicos -a pesar del Brexit- aumentaron su facturación.

El fabricante alemán de tanques Krauss-Maffei, por ejemplo, y Rheinmetall, que fabrica vehículos militares, se beneficiaron de la demanda de sus productos en Europa, Oriente Medio y el sudeste asiático.

Corea del Sur se está armando

Corea del Sur es un ejemplo de esto. En 2016, las empresas surcoreanas informaron un gran aumento del 20,6 por ciento en las ventas de armas.

«Eso claramente tiene que ver con la situación de seguridad en la región», dice Fleurant. Corea del Sur se siente seriamente amenazada por las provocaciones nucleares de su vecino Corea del Norte, y está aumentando sus gastos militares en respuesta.

Los fabricantes de armas de Corea del Sur, que principalmente venden al ministerio de defensa de su país, se están beneficiando de esto.

Los investigadores de SIPRI creen que China también puede ser un importante fabricante de armas.

Sin embargo, el país no aparece en sus estadísticas, porque los expertos no tienen datos confiables sobre el comercio de armas chino.

«Pero suponemos que los grupos de armamentos chinos se encuentran entre las 20 principales empresas más grandes del mundo», dice Aude Fleurant.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre