Sigue controversia por prohibición de tropas transgénero en EE.UU

0
251

La prohibición estadounidense revisada sobre el servicio militar transgénero no es muy diferente del original anunciado por el presidente Donald Trump en 2017 sin una aparente entrada del Pentágono, dijo un juez federal, al decidir que una demanda por la directiva debe ir a juicio.

La jueza federal de distrito Marsha Pechman en Seattle el viernes decidió que las dos prohibiciones son esencialmente las mismas, y negó la solicitud del Departamento de Justicia de desestimar el caso basándose en que la nueva prohibición da a las tropas transgénero y otros demandantes una forma de servir abiertamente.

El juez, nominado por el ex presidente demócrata Bill Clinton, también denegó una solicitud de los demandantes transgénero de un mandato nacional permanente contra la prohibición que les habría otorgado una victoria sin juicio, lo que significa que el ejército aún tiene la oportunidad de presentar su caso ante el tribunal .

Trump anunció en julio, en Twitter, que a los estadounidenses transgénero se les prohibiría servir en el ejército «en cualquier capacidad». Eso desencadenó al menos cuatro medidas cautelares, lo que impidió que la política entrara en vigencia mientras se desarrollaba el litigio. Una versión de marzo de la prohibición, que según el secretario de Defensa James Mattis fue elaborada por expertos militares, permitiría a las personas transgénero servir abiertamente en su «sexo biológico».

«Exigir que las personas transgénero sirvan en su ‘sexo biológico’ no constituye servicio ‘abierto’ de ninguna manera significativa, y no puede considerarse razonablemente una ‘excepción’ a la prohibición», escribió Pechman. «Más bien, obligaría a los miembros del servicio transgénero a suprimir la característica misma que los define como transgénero en primer lugar».

Origen de la prohibición

Trump ha dicho que las fuerzas transgénero impiden la preparación militar e imponen una carga financiera a los contribuyentes. Su tweet tenía la intención de revertir una política de inclusión para los estadounidenses transgénero que los militares pusieron en marcha a petición del ex presidente Barack Obama. El Reino Unido, Canadá e Israel se encuentran entre los aliados de Estados Unidos que permiten a las personas transgénero servir.

Pechman dijo en su fallo que debido a que las personas transgénero han sufrido discriminación durante mucho tiempo, el gobierno debe demostrar que la nueva política «fue sinceramente motivada por intereses convincentes, más que por prejuicios o estereotipos».

El portavoz del Pentágono, Dave Eastburn, remitió preguntas al Departamento de Justicia, que no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

«Esperamos poner a prueba el capricho y la crueldad de esta prohibición discriminatoria contra las personas transgénero, donde puede ser relegada para siempre al basurero de la historia», Natalie Nardecchia, abogada del grupo de defensa de los derechos LGBT Lambda Legal, que representa a los demandantes, dijo en un comunicado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre