Desafíos de Seguridad para Paraguay

0
652

Las fuerzas armadas de Paraguay, como las de muchos en la región, se han visto involucradas en desafíos de seguridad interna.

La turbulencia política no ha provocado ni la intervención ni el uso del ejército para reprimir la disidencia. Sin embargo, la continua amenaza del PPE combinada con las descaradas operaciones de las bandas criminales transfronterizas brasileñas crea el potencial de disturbios violentos.

Con un apoyo presupuestario limitado y un arsenal cada vez más obsoleto, Paraguay ha logrado mantener un núcleo de capacidad de combate. No obstante, el país se enfrenta ahora a un problema de tener que reemplazar una gran parte de sus activos de combate o aceptar una degradación de su capacidad.

Esto ya ha sido evidente en el caso de la fuerza aérea del país, y ahora ese servicio se encuentra cada vez más dependiente de Brasil para hacer frente a la continua amenaza de los vuelos de narcotráfico. Los desafíos de mantenimiento plantean un serio problema para las fuerzas mecanizadas del ejército, mientras que la marina se enfrenta a la hercúlea tarea de mantener los buques útiles, que tienen más de cuatro décadas de antigüedad (más de un siglo en un caso).

Desafíos de Seguridad

La situación de seguridad de Paraguay se complica aún más por las operaciones de bandas criminales provenientes de Brasil, una de las más reconocidas es el Primer Comando da Capital (PCC) que realizó un devastador ataque transfronterizo el pasado lunes 24 de abril de 2017 en la Ciudad del Este de Paraguay.

Utilizando una fuerza de más de 50 hombres, el PCC atacó tanto la sede de la policía local como una bóveda de seguridad antes de escapar con una suma de aproximadamente 8 millones de dólares.

Este descarado atentado lanzó serias dudas sobre la capacidad de defensa del aparato paraguayo de seguridad para lidiar con los narco Criminales.

Al igual que muchos países, la corrupción endémica ha dañado la lucha de Paraguay contra el narcotráfico y la corrupción policial es un tema de gran preocupación.

En 2015, el comandante de la Policía Nacional, Francisco Alvarenga, tuvo que ser removido tras su implicación en un escándalo de corrupción , Mostrando hasta qué punto se ha propagado la corrupción.

Además, la corrupción entre los funcionarios de aviación ha tenido un impacto adverso en los intentos de detener el tráfico de drogas por vía aérea. El aeropuerto de la ciudad de Pedro Juan Caballero se ha convertido en un virtual epicentro del crimen organizado gracias a sus débiles normas administrativas. Como era de esperar, se sospecha que los narcotraficantes gozan de un patrocinio político que dificulta los esfuerzos de la policía y Fuerzas armadas.

A pesar de las frecuentes tensiones políticas, las fuerzas armadas paraguayas no han interferido en el proceso político y parecen contentarse con proteger la seguridad del país con activos envejecidos de calidad cada vez más dudosa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre