El secuestro de un trabajador petrolero por el ELN amenaza paz frágil

0
270

El sábado pasado 13 de enero , dos miembros del grupo guerrillero rebelde ELN secuestraron a un trabajador petrolero en Saravena, un pueblo cerca de la frontera con Venezuela. Dos hombres armados ingresaron a una compañía llamada Ismocol y secuestraron a Rafael Andrés Riaño, de 41 años. Es contratado por la empresa estatal Ecopetrol para el mantenimiento y la reparación de motosierras en los campos de petróleo en la región de Sarare.

Los hombres se identificaron como miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) antes de llevarlo a un lugar desconocido. Según el comandante Edison Rodríguez Daza del departamento de Arauca, la búsqueda de la persona desaparecida continúa. La unidad antisecuestro de la Policía Nacional, Gaula y las fuerzas militares están a cargo de la operación.

«Actualmente estamos verificando e investigando los motivos y las características de los sujetos que parecen haber hecho esta acción», declaró a Caracol Radio.

El conductor de los dos secuestradores lo entregó a las autoridades, indicando que los 2 guerrilleros lo habían obligado a conducirlos. Las autoridades también confirmaron otro crimen atribuido al ELN. Una estación de policía en Fortul, ubicada en el departamento de Arauca, fue objeto de un ataque con granadas.

Lucha entre el gobierno y el ELN

El ELN ha estado luchando contra el estado colombiano por más de cinco décadas. Fundado en 1964 e inspirado por la revolución cubana, el grupo ha atacado a terratenientes, multinacionales y oleoductos. Para financiarse ha recurrido a la extorsión, los secuestros y el tráfico de drogas.

El secuestro tuvo lugar en un momento crítico. Recientemente, una tregua de alto el fuego con el ELN expiró. Se habían establecido nuevas negociaciones de paz con el ELN, pero una serie de ataques recientes obligaron al gobierno colombiano a retirarse y provocaron que el presidente Santos llamara a su jefe negociador desde Quito, Ecuador.

El fin de semana pasado, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, visitó el país para reunirse con el presidente Santos, miembros de la misión de la ONU, líderes de la Iglesia Católica y las FARC.

Guterres, de origen portugués, vivió en Colombia durante 10 años y trabajó como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

«El grupo rebelde colombiano ELN debe cesar los ataques y reiniciar las conversaciones de paz con el gobierno para poner fin a más de medio siglo de guerra», dijo el domingo.

Santos esperaba alcanzar un acuerdo de paz con el ELN antes de que abandone el cargo más adelante este año.

Después del acuerdo de paz con las FARC en 2016, un acuerdo con el ELN pondría fin al conflicto interno en Colombia. Sin embargo, la estructura de mando más difusa dentro del último grupo guerrillero de Colombia hace que sea más difícil para los negociadores llegar a un acuerdo.

«Exhorto al fin de las acciones armadas y al reinicio de un diálogo serio y constructivo con miras a cumplir lo antes posible el compromiso de todas las partes para llegar a una solución del conflicto por medios políticos», dijo Guterres.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre