Se declaró el cese al fuego Bilateral entre el Gobierno de Colombia y el ELN

0
311
Colombia retira proceso de paz con ELN
Colombia retira proceso de paz con ELN

“Hoy, 4 de septiembre, exactamente 5 años después de que anunciamos el acuerdo marco con las FARC que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el ELN”. Con esas palabras, el presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes el acuerdo sobre unos de los puntos que más debate había generado en la mesa de diálogos entre el Gobierno y esa guerrilla y que había sido motivo de fuertes cruces de mensajes entre las partes en negociación.

Según explicó el jefe de Estado, la medida comenzará a regir el 1° de octubre y “tendrá una vigencia inicial de 102 días, es decir irá hasta el 12 de enero del próximo año y se irá renovando en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos”.

El mandatario insistió en que la prioridad es proteger a los ciudadanos por lo que durante dicho período cesarán los secuestros, los ataques a los oleoductos y demás hostilidades contra la población civil.

La visita del Papa Francisco

Santos además hizo referencia a la visita que desde este miércoles realizará el papa Francisco a Colombia y aseguró que la noticia del cese al fuego lo alegrará: “El papa Francisco –cuyas palabras siempre nos alentaron para persistir en la búsqueda de la paz– llegará el próximo miércoles a una Colombia nueva, a una Colombia distinta (…) ¿Y cómo vamos a recibir a nuestro querido visitante? Con mucha emoción y con profundo respeto. Y con una gran noticia que estamos seguros lo alegrará”.

Estos son los compromisos del Gobierno y el ELN para el cese al fuego

Desde Quito, Ecuador, el jefe de la delegación de paz del Gobierno se refirió al acuerdo de cese bilateral y temporal de hostilidades alcanzado hoy en la madrugada con el ELN.

Juan Camilo Restrepo, delegado del Gobierno, y Pablo Beltrán, representante del ELN, entregaron este lunes en Quito (Ecuador) algunos detalles del Acuerdo de Quito, como fue denominado el acuerdo de cese al fuego bilateral y temporal pactado por los equipos negociadores en la mesa de diálogos.

El acuerdo en pro de la población civil

http://www.elespectador.com/noticias/politica/el-1deg-de-octubre-comienza-regir-el-cese-al-fuego-con-el-eln-articulo-711452“Este no es un acuerdo sobre un silenciamiento de los fusiles, es también y, sobre todo, un acuerdo para ir aliviando las tribulaciones de la sociedad civil que es la que más duramente recibe los golpes y la pesadumbre de un conflicto de esta índole. Por eso al lado de los compromisos meramente técnicos de cómo van a cesar las hostilidades de carácter militar, hemos tenido mucho cuidado en que vayan compromisos que las dos partes han acordado para que se implementen a lo largo de la duración del cese al fuego, que tienen que ver con cómo hacer más llevaderos los rigores de la guerra a la sociedad civil”, manifestó Juan Camilo Restrepo.

El documento suscrito explica que el cese iniciará a partir del 1° de octubre de 2017 y finalizará el 9 de enero de 2018.

En el Acuerdo de Quito las partes decidieron, además, extender el trabajo de este ciclo de conversaciones, para precisar los aspectos logísticos propios del cese: “El cuarto ciclo de conversaciones se desarrollará, como los anteriores, en la ciudad de Quito e iniciará el día lunes 23 de octubre”.

El ELN también está comprometido con el cambio

Para el jefe del equipo negociador del ELN, Pablo Beltrán, el acuerdo del cese al fuego es una muestra clara de que en Colombia las cosas sí pueden cambiar. “En el día de la inauguración de la fase de negociaciones decía que para que llegue la paz a Colombia todos tenemos que cambiar y este acuerdo y este hecho es muestra de que sí podemos cambiar y el cambio es en función de que haya un alivio para la población que es la que de manera directa recibe los efectos del conflicto. Los compromisos que hemos adquirido van destinados a eso”, aseguró.

Juan Camilo Restrepo, a su turno, explicó cuáles fueron los principales compromisos adquiridos por las partes:

Compromisos del Gobierno

  • En el curso de la vigencia del cese al fuego se deben producir una serie de mejoras y reforzamientos a la figura de Alertas Tempranas para prevenir atentados y asesinatos de líderes sociales y buscar que sean más prontos, expeditos y eficaces los resultados de las investigaciones por esos casos.
  • Poner en práctica un programa de tipo humanitario para la población carcelaria de Colombia -que está formada también por militantes del ELN, que tenga mejoras en salud, tratamiento, ubicación humanitaria de la población para que esté más cerca de sus familias y que haya seguridad interna dentro de los recintos carcelarios.
  • Velar por el cumplimiento y pronta ejecución de la ley expedida recientemente en Colombia que despenaliza la llamada protesta social.
  • Una vez arranque este proceso del cese al fuego, simultáneamente se dará inicio a un proceso de concertación y de consulta con la ciudadanía, cuya primera expresión serán unas audiencias que van a tener lugar a comienzos del cuarto clico de negociaciones. Allí la mesa de negociaciones escuchará opiniones de diferentes estamentos.

 Compromisos del ELN

  • Suspender durante el período del cese al fuego todo tipo de retenciones involuntarias o secuestro a ciudadanos colombianos o extranjeros.
  • Suspender saboteo sobre infraestructura física, incluidos oleoductos.
  • No habrá enrolamientos de menores
  • Tampoco habrá implantación de instrumentos explosivos, minas anti-personales, que puedan afectar a la población civil.

El Acuerdo de Quito establece que para el cumplimiento del cese al fuego se establecerá un mecanismo integrado por el Gobierno Nacional, el ELN, la ONU y la Iglesia Católica que funcionará con el doble propósito de prevenir e informar cualquier incidente, y que serán las partes las encargadas de establecer los protocolos para su desarrollo.

Según explicó Pablo Beltrán, se ha previsto un “sistema de veeduría que estará coordinada en primerísimo lugar por veedores expertos de Naciones Unidas, que ya están ubicados en Colombia porque estaban atendiendo el proceso de desmovilización de las FARC, y adicionalmente a esa veeduría hemos convenido que, como un apoyo a ese proceso (nacional, regional y local),  se complemente con una especie de acompañamiento de la Iglesia Católica a través de los obispos y parroquias ubicadas en las zonas donde el conflicto ha sido más intenso”.

>

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre