Santos jura en el tribunal de crímenes de guerra de Colombia

0
254

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, juró el lunes 15 de enero, 30 jueces para el tribunal de crímenes de guerra, al parecer ignorando al Congreso que ordenó la exclusión de juristas con experiencia en casos de crímenes de guerra.

La histórica Jurisdicción Especial para la Paz tratará de buscar la justicia restaurativa para los colombianos que fueron victimizados por el grupo guerrillero desmovilizado FARC y el ejército.

Los políticos y empresarios acusados ​​de crímenes de guerra pueden someterse voluntariamente al tribunal de justicia transicional. El tribunal constitucional dictaminó el año pasado que sus casos permanecerán en el sistema de justicia normal.

En total, habrá 38 jueces que actuarán en múltiples salas que se ocuparán de la verdad, la justicia y la sentencia.

Con los ocho jueces restantes presuntamente desempeñando otras funciones, se espera que presten juramento en una fecha posterior con algunos esperando un fallo del Tribunal Constitucional sobre si son elegibles.

Santos ignoró una prohibición a algunos de los jueces impuestos por el Congreso. Al aprobar el sistema de justicia transicional, el Congreso agregó polémicamente una cláusula para prohibir cualquier persona con experiencia en casos de crímenes de guerra.

El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, dijo recientemente al periódico El Colombiano que el gobierno considera que la decisión del Congreso es inconstitucional, alegando que la cláusula es discriminatoria.

Jurisdicción especial para la paz

La instancia más alta de la Jurisdicción Especial es el tribunal de Paz, que está compuesto por la sección de primera instancia en casos de reconocimiento de responsabilidad, la sección de primera instancia en casos de ausencia de reconocimiento de responsabilidad, la sección de apelación, la sección de revisión y la sección de estabilidad y efectividad.

La Jurisdicción Especial para la Paz también incluye la Cámara para el Reconocimiento de la Verdad, la Responsabilidad y la Determinación de Actos y Conductas, la Cámara de Amnistía o el indulto y la Cámara para la Definición de Situaciones Jurídicas.

En última instancia, habrá 18 magistrados operando en las cámaras y 20 en la corte.

El sistema de justicia transicional de Colombia ya se aplica en todas partes, y con éxito
De acuerdo con la ley de abril de 2017 que creó la Jurisdicción Especial, los participantes en el JEP tendrán que decir «la pura verdad» de los crímenes que cometieron, «proporcionar reparaciones a sus víctimas y garantizar que nunca repetirán sus crímenes» para evitar prisión.

Si el tribunal determina que un participante no cumple con los requisitos de verdad, reparación y no repetición, el tribunal puede otorgar la pena máxima de veinte años de prisión.

Mientras tanto, si el tribunal determina que una persona continuó cometiendo crímenes más allá de diciembre de 2016, el caso de esa persona probablemente se remitirá a los tribunales penales para una sentencia ordinaria.

Solo aquellos que han participado en el conflicto armado de manera directa, como militares y soldados, miembros de las FARC, policías y algunos civiles podrán llevar sus casos al JEP.

Si cooperan plenamente con el sistema, los perpetradores pueden esperar recibir sanciones alternativas, como el confinamiento en un área de la comunidad donde tendrán que contribuir como voluntarios durante varios años.

También tendrán que reparar a sus víctimas de cualquier forma que la corte y las víctimas consideren aptas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre