Rep. Dominicana y Malí se comprometen salvaguardar la educación

Con el anunción del gobierno dominicano y el de Malí, ya son 73 países comprometidos con la garantía de la seguridad de la educación en caso de conflicto armado.

El anuncio fue realizado hoy por la Coalición Mundial para Proteger la Educación del Ataque (GCPEA), la agrupación fue establecida en 2010 por organizaciones de educación en emergencias y estados frágiles afectados por conflictos, educación superior, protección, derechos humanos internacionales y derecho internacional humanitario que estaban preocupados por el hecho de ataques a instituciones educativas, sus estudiantes y personal en países afectados por conflictos e inseguridad.

La Declaración de Escuelas Seguras es un compromiso político defendido por Argentina y Noruega. Al aprobar la Declaración, los países acuerdan tomar medidas específicas para reducir el riesgo de ataques a la educación, incluso mediante el uso de las Pautas para proteger a las escuelas y universidades del uso militar durante el conflicto armado como una herramienta práctica para guiar su comportamiento durante las operaciones militares.

Las escuelas, universidades, estudiantes, profesores y académicos en conflictos en todo el mundo corren el riesgo de ser atacados por fuerzas opositoras debido al uso militar de la infraestructura educativa”, dijo Diya Nijhowne, director de GCPEA. Al implementar la Declaración de Escuelas Seguras y evitar el uso militar de las escuelas, no solo se puede limitar la interrupción de la educación, sino que se pueden salvar vidas.

Ataques a las escuelas y consecuencias

Los riesgos potenciales a los asistentes a escuelas en medio de conflicto armado son principalmente la muerte, el abuso sexual, las heridas, los traumas psicológicos y el reclutamiento.

La investigación del próximo informe global de GCPEA, Educación bajo Ataque 2018, muestra que 28 países, incluido Mali, experimentaron al menos 20 ataques a la educación durante el período 2013 a 2017.

Más recientemente, el 28 de febrero, ocurrió un ataque cerca de Markounda, en la región noroccidental de la República Centroafricana, donde murieron dos miembros del Ministerio de Educación, un miembro del personal de UNICEF y dos miembros del personal de una organización educativa local.

Al respaldar la Declaración de Escuelas Seguras, los gobiernos de la República Dominicana y Malí están asumiendo importantes compromisos con la implementación de planes y políticas para proteger mejor la educación y, en última instancia, el futuro de sus sociedades.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre