Renovación de buques y submarinos de la Armada de Chile

El almirante Julio Leiva, comandante de la Armada chilena, anunció que durante su gestión pretende poner en marcha los proyectos de renovación de unidades de la Escuadra Nacional y la Fuerza de Submarinos.

0
514

Leiva, también destacó que la institución que dirigirá en los próximos cuatro años cuenta con una fuerza de superficie madura, con buen entrenamiento y absolutamente consolidada pero que requiere ser modernizada con miras a los próximos veinte años.

También, resaltó la importancia que tiene para la Armada la planificación de proyectos de desarrollo y renovación de los activos navales, ya que las incorporaciones de buques, submarinos y aeronaves son iniciativas complejas que pueden tardar cuatro o cinco años y parte de las unidades hoy en servicio requieren nuevas capacidades o bien se acercan al final de su vida útil.

Lockheed Martin Canada y Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) iniciarán en los próximos meses los trabajos de modernización de las fragatas antisubmarinas type 23 FF-05 Almirante Cochrane, FF-06 Almirante Condell y FF-07 Almirante Lynch que comprenderán la integración del sistema de gestión de combate CMS 330 e implementación del radar naval multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D de Hensoldt y del misil antiaéreo/antimisil de guía activa CAMM de MBDA.

En cuanto a la Fuerza Submarina, cabe indicar que, la institución ingresó a la División de Evaluación de Proyectos de la Subsecretaría de Defensa en 2016 los análisis preliminares del proyecto de reemplazo de los submarinos SS-20 Thomson y SS-21 Simpson de la clase 209/1400L. En la actualidad, la Armada está definiendo los requerimientos de alto nivel (RAN) para una vez finalizada esta etapa convocar a una licitación internacional que se espera se realice a fines de esta década para disponer de dos nuevos submarinos a contar de mediados de la próxima.

Recursos para la Renovación

El almirante Leiva manifestó que los planes de renovación del equipo militar son iniciativas complejas que demoran tiempo y requieren de un presupuesto elevado en el largo plazo.

Una de las propuestas de financiación, es la de derogar la Ley Reservada del Cobre que financia la compra de armamento, el comandante en jefe de la Armada indicó que la institución participa en las instancias de análisis y que han entregado sus opiniones al Ministerio de Defensa.

Leiva se mostró partidario de que el nuevo mecanismo que se establezca tenga en cuenta la complejidad y el monto que implica materializar un proyecto de adquisición de sistemas de armas y que disponga de recursos similares a los actuales.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre