Regreso de Rafael Correa a Ecuador

0
465

Después de varios meses en Bélgica, el ex presidente de Ecuador Rafael Correa regresó a su país este sábado 25 de noviembre a una multitud que gritaba por su encarcelamiento.

Correa declaró que su regreso marcaría el comienzo de una nueva «Revolución Ciudadana» que retomará el partido Alianza PAIS liderado por el actual presidente Lenín Moreno. El apoyo del partido se divide actualmente entre Moreno y Correa, quienes han chocado cabezas el año pasado.

«No permitiremos que los traidores tomen Alianza PAIS», dijo Correa durante una conferencia de prensa en la ciudad portuaria de Guayaquil.

El ex presidente anunció que participará en una convención nacional el 3 de diciembre con la intención de sacar a Moreno del partido.

«Vamos a volver a nuestras raíces», dijo Correa, llamando a su sucesor «traidor» por no cumplir con las políticas izquierdistas que dejó atrás.

La llegada de Correa causó revuelo en el país, ya que los partidarios del ex jefe de Estado fueron al aeropuerto para darle la bienvenida y expresar su apoyo. La policía tuvo que separar a los manifestantes de los partidarios, pero todavía hubo altercados físicos entre las dos partes.

Aumento de las diferencias

Las diferencias entre las dos partes empeoraron gradualmente desde que Moreno asumió el cargo y comenzó a diferenciar su administración de la de Correa. Moreno ha aclarado en numerosas ocasiones que no «quiere lealtad bajo falsas pretensiones» y se quejó de la situación económica dejada por Correa, quien supuestamente mintió sobre la deuda del país al sugerir que era una cifra mucho más baja de lo que realmente era.

La disputa entre ellos empeoró después de la decisión de Moreno de reemplazar temporalmente al vicepresidente Jorge Glas, un aliado cercano de Correa, después de que Glas fue implicado en un caso de corrupción vinculado a la empresa brasileña, Odebrecht. Glas permanece en la cárcel antes de su juicio. El Presidente Moreno decidió nombrar a María Alejandra Vicuña, Ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, como Vicepresidenta interina de Ecuador, lo que profundizó las divisiones dentro del partido.

Correa acusó a su sucesor de implementar políticas favorecidas por la oposición. Moreno dijo que solo está tratando de establecer «un proceso de reconciliación nacional» y se aseguró de que, a pesar de las críticas, continuará en la lucha contra la corrupción.

Las recientes tensiones llevaron a la facción Correa de AP a intentar despedir al presidente como líder del partido en octubre pasado. Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral ignoró la decisión, argumentando que la decisión no se tomó en una convención nacional de AP.

La incertidumbre sigue aumentando en medio de especulaciones de que la expulsión de Moreno es solo el comienzo de los planes de Correa para el partido. En el pasado, habló de formar una asamblea constituyente que reemplazaría a Moreno y le permitiría regresar como presidente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre