¿Quién es el narco más buscado de Colombia?

0
277

La disidencia de las FARC, se dedicó principalmente a cultivar, fabricar y vender cocaína. El hombre más buscado hoy por las autoridades colombianas por significar una amenaza para el proceso de paz, se llama Miguel Botache Santillán, Alias Gentil Duarte. El Estado está ofreciendo 1.762.393 dólares a quien de información que pueda llevar a su captura o baja.

Gentil Duarte es la persona que lideró el grupo de las FARC que traicionaron el proceso de paz con el Gobierno, y se asentaron en los municipios donde antes cultivaban droga. La zona de mayor influencia del narcotraficante es el Guaviare. No obstante, su intención es expandirse hasta el Amazonas y cubrir las fronteras con Brasil y Venezuela.

La disidencia de las FARC se formó en el año 2016, cuando 150 miembros en desacuerdo con los diálogos, decidieron apartarse de los mismos. Hoy son 500 integrantes en armas, y 500 milicianos aproximadamente. Otros de los líderes que se apartaron del proceso de paz son Rodrigo Cadete, Ivan Mordisco y Jhon 40.

Alianzas con los narcos de México y Brasil

Los cuatro, mantienen los más grandes negocios de cocaínas con los capos del narcotráfico de Brasil y México. Buscan controlar los caminos fluviales mediante el control de los ríos de la región, con el fin de hacer llegar la coca a estos países.

Comando Vermelho y Familia del Norte son los carteles con los que sostienen negocios en Brasil. Ellos manejan el negocio en Río de Janeiro, y estos mafiosos pagan su mercancía con armas de alto alcance, municiones y explosivos.

Según informaciones del Ejército, Gentil Duarte amenaza a los campesinos de la zona para que siembren coca y cobra 7 dólares por cabeza de ganado para que puedan tenerlas. Se convirtió en uno de los disidentes con más dinero y es hoy declarado objetivo de alto valor para las Fuerzas Militares de Colombia.

Gentil Duarte, hace parte de la guerrilla de las FARC desde que era apenas un joven con 18 años. Su paso por la guerrilla lo formó como la persona que manejaba las rutas del narcotráfico y como el carcelero de los secuestrados en las selvas del Caquetá y el Guaviare, cuando la guerrilla todavía usaba a los prisioneros de guerra para presionar al Gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre