Problemas diplomáticos del asilo de Assange en Ecuador

0
129

Las diferencias diplomáticas por la permanencia de Julian Assange, el creador de Wikileaks en la embajada de Ecuador en Londres, están llegando a su límite de tolerancia.

Fuentes cercanas al Ministerio de Relaciones Exteriores afirmaron al periodista Glenn Greenwald, el presidente del país suramericano Lenin Moreno, quiere negociar con el gobierno británico para retirar el asilo a Assange.

La especulación sobre el futuro de Assange, nacido en Australia, ha crecido este mes después de que el periódico Sunday Times dijera que altos funcionarios de Ecuador y Gran Bretaña estaban discutiendo cómo sacarlo de la embajada luego de la revocación de su asilo.

«La situación es muy seria. Las cosas están llegando a un punto crítico «, dijo a Reuters la fuente, que habló bajo condición de anonimato. Dijo que la información más reciente desde el interior de la embajada fue: «No se ve bien».

Sin embargo, tanto el gobierno ecuatoriano como las fuentes del gobierno británico minimizaron las sugerencias de que era probable que hubiera un movimiento inminente para romper el estancamiento.

El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, quien describió la situación de Assange como «insostenible» y «una piedra en el zapato», se traslada a Londres esta semana para asistir a una cumbre global sobre discapacidades cuando los periódicos sugirieron que podría finalizar un acuerdo.

Sin embargo, el gobierno ecuatoriano ha dicho que ni Moreno ni su delegación abordarían el tema de Assange en su visita.

«El Estado ecuatoriano solo hablará y promoverá el entendimiento sobre el asilo del señor Assange, en el marco del derecho internacional, con los abogados del interesado y con el gobierno británico», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador en un comunicado antes de la visita.

En espera de la solución

Por el momento, debido a la complejidad del tema, una solución a corto o largo plazo no está a la vista».

Una fuente del gobierno británico también dijo que no había señales de progreso inmediato. El mes pasado, el ministro de Asuntos Exteriores Alan Duncan dijo al parlamento que estaban cada vez más preocupados por la salud de Assange.

«Es nuestro deseo que esto llegue a su fin, y nos gustaría asegurarnos de que si él saliera de la embajada, sería tratado humanamente y de manera adecuada», dijo Duncan. «La primera prioridad sería cuidar su salud, que creemos se está deteriorando».

En mayo, Moreno ordenó la retirada de la seguridad adicional de la pequeña sede diplomática de Ecuador en Londres. Eso siguió a la decisión de marzo de suspender el sistema de comunicación de Assange y dirigir la voz al mundo exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre