Primer ministro japonés promete reforzar defensa ante amenaza

0
457

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se comprometió el viernes a reforzar las defensas de su país y calificó la amenaza de Corea del Norte como la mayor preocupación de seguridad enfrentada por Japón desde la Segunda Guerra Mundial.

Esbozando sus prioridades en un discurso de política ante el parlamento, Abe describió la sexta prueba nuclear de Corea del Norte a principios de este año y dos lanzamientos de misiles que volaron sobre Japón como una amenaza eminente y una crisis nacional.

Prometió acciones concretas para responder a lo que llamó «provocaciones en aumento» por parte de Corea del Norte.

«Fortaleceremos el poder de defensa japonés, incluidas las capacidades de defensa antimisiles, para proteger la vida y la paz de las personas», dijo.

Abe pidió a la comunidad internacional que presione más a Corea del Norte para persuadir al país de que cambie sus políticas.

La sesión parlamentaria especial de 39 días se extenderá hasta el 9 de diciembre.

La coalición gobernante de Abe ganó en las elecciones anticipadas del mes pasado, asegurando una mayoría de dos tercios en ambas cámaras del parlamento, lo que facilita la aprobación de las políticas de Abe.

El gasto en defensa de Japón ha aumentado lenta pero constantemente desde que Abe asumió el cargo en 2012. El gobierno ha dicho que planea comprar más sistemas de defensa antimisiles estadounidenses.

Durante su visita la semana pasada a Tokio, el presidente Donald Trump instó a Abe a comprar muchas más armas estadounidenses que le permitan a Japón derribar misiles norcoreanos, lo que plantea dudas si estaba más interesado en el aspecto comercial.

El embajador de EE.UU. en Japón, William Hagerty, subrayó que el enfoque principal de Trump es la seguridad, no el comercio.

Dijo que Estados Unidos está tratando de hacer que la tecnología de armas más avanzada esté disponible para Japón de manera más eficiente y que la defensa de los EE.UU. sea más efectiva en la región.

«Nuestro objetivo general es aumentar la capacidad e interoperabilidad de Japón. Nuestro objetivo general es la seguridad y la defensa «, dijo Hagerty. «Y el objetivo (de Japón) es asegurarse de que haya disponible tecnología más avanzada para Japón».

Dijo que también podría haber un impacto positivo en el déficit comercial «pero le aseguro que esa no es la razón principal de este programa».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre