Presidente de Argentina ordena aumento salarial a las Fuerzas Armadas

0
231

En un esfuerzo por arreglar un deterioro persistente de las relaciones, el Presidente ordenó un aumento del 20% en los salarios de las Fuerzas Armadas. Fue una decisión política contra las medidas de austeridad fiscal que el gobierno prometió al FMI para merecer un rescate financiero de 50,000 millones de dólares, pero necesario para calmar lo que ya amenazaba con convertirse en una tormenta seria.

Hace dos semanas, el gobierno ordenó un aumento salarial de solo el 8% para las posiciones militares más bajas y las sumas fijas para las más altas, en un contexto inflacionario que podría alcanzar el 30% en 2018. El repudio entre los uniformados fue tal que el desfile militar El Día de la Independencia, el 9 de julio, tuvo que ser suspendido.

Anuncio de la decisión

El Presidente anunció la decisión de elevar el salario de las Fuerzas Armadas al Ministro de Defensa, Oscar Aguad, durante una reunión celebrada en la residencia oficial de Olivos. El 20% no recupera la pérdida debido a la inflación, que se espera alcance el 29,6% este año, pero al menos resuelve parte de la brecha abismal que hoy separa los salarios de los militares con los miembros de las fuerzas de seguridad, como la Policía. , Prefectura Naval y Gendarmería.

La cuestión básica que procede del trasfondo del problema excede por mucho la pregunta salarial. Las Fuerzas Armadas no tienen hoy un rol claro en Argentina, una carga que cargan desde el retorno a la democracia, en 1983.

Durante la era de Kirchner, un decreto presidencial prohibió al Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina participar en cualquier evento que no implique el ataque de un Estado extranjero. Mientras las Fuerzas Armadas se hicieron más pequeñas, el resto de las fuerzas de seguridad creció, tanto en presupuesto como en personal y equipo.

Las Fuerzas tienen hoy cerca de 40 mil hombres, menos de la mitad que cuando entregaron el poder en 1983. El mes pasado, durante un discurso para el día del Ejército, Macri prometió una reconversión total de las Fuerzas Armadas, que apunta a profesionalizar a los uniformados y modernizar el armamento, al tiempo que se reducen los costos. La demanda salarial en los cuarteles coincidió con la falta de definición de estas promesas, una deuda que Macri ahora trató de resolver con un aumento superior a lo esperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre