Potencias bloquean conversaciones formales sobre los “robots asesinos”

0
80

Durante una semana de reuniones en Ginebra, que terminó en las primeras horas del sábado 1 de septiembre, un grupo de la Convención de las Naciones Unidas sobre Armas Convencionales (CCW) discutió si llevar las negociaciones sobre armas totalmente autónomas impulsadas por inteligencia artificial a un nivel formal que podría conducir a un tratado que los prohíba.

Mary Wareham, coordinadora de la Campaña para detener los robots asesinos dijo que Rusia, EE. UU., Corea del Sur, Israel y Australia fueron los principales países que se opusieron al llamado a la acción.

“Es decepcionante, por supuesto, que una pequeña minoría de grandes potencias militares pueda contener la voluntad de la mayoría”, dijo.

Su grupo representa a 75 organizaciones no gubernamentales en 32 países que luchan por la prohibición de armas que usan tecnología de inteligencia artificial para elegir sus objetivos. Dice que 26 países respaldan una prohibición total de las armas.

A lo largo de la reunión, muchos de esos países reiteraron su llamado a una regulación fuerte, presionando para que la ONU inicie negociaciones formales el próximo año.

Hacerlo sería el próximo paso hacia las reglas internacionales vinculantes, pero los opositores a la prohibición se mantuvieron firmes. El documento emitido al final de la reunión recomienda que las conversaciones no vinculantes continúen.

“Cualquier estado puede bloquear cualquier progreso”, dijo Wareham. “Y eso es lo que sucedió aquí”.

Los ejércitos y fabricantes de armas de todo el mundo están probando robots asesinos, que pronto podrían superar a la tecnología militar existente a tan solo una fracción del costo.

A fines de 2013, las Naciones Unidas incluyeron el tema en su agenda, pero desde entonces, poco ha sucedido. Ni siquiera ha sido capaz de ponerse de acuerdo sobre una definición de armas letales totalmente autónomas.

Al mismo tiempo, dicen los expertos, las posiciones en torno a la mesa de negociaciones se están endureciendo.

“La brecha entre las diferentes posiciones es cada vez mayor, han demostrado las conversaciones de esta semana”, dijo Frank Sauer, un experto en armas autónomas de la Universidad de la Bundeswehr en Munich.

Los países se reunirán de nuevo en noviembre en Ginebra.

>

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre