Policía de Guatemala interviene en marcha pacífica de Choj Mayas

0
240

Los choj mayas han estado bloqueando una carretera en Yich Kisis, San Mateo Ixtatan, Huehuetenango, en protesta contra un proyecto hidroeléctrico en su comunidad. Desde el pasado lunes 8 de octubre, la policía antidisturbios llegó a la escena y del enfrentamiento seis personas fueron reportadas heridas.

Los civiles han estado bloqueando la carretera durante casi un mes, permaneciendo en paz, ya que se oponen a un proyecto que afirman que es ilegal. Los medios locales informaron que la policía discutió con los manifestantes y les lanzó gases lacrimógenos cuando las cosas empezaron a ponerse tensas. Según informes, tres manifestantes y tres oficiales resultaron heridos.

«Hemos estado aquí haciendo en una resistencia pacífica cinco días a la semana. Cuando llegamos el lunes, había alrededor de 200 agentes de policía en nuestro lugar. Aquí instalaron su campamento y baños portátiles ”, dijo uno de los manifestantes al noticiero independiente local Prensa Comunitaria.

En una declaración pública, el Gobierno Ancestral Plurinacional de la Nación Maya Akaeko, Chuj, Popti y Q’anjob’al dijo que el rancho privado Yich Kisis está protegido por los militares y 200 elementos antidisturbios de la Policía Nacional Civil.

Las comunidades decidieron bloquear el camino, argumentando que la empresa de energía y el gobierno lo incautaron previamente, y ahora lo están recuperando.

Causas de la manifestación

El Gobierno Ancestral Plurinacional exige que se detenga el proyecto hidroeléctrico y que las fuerzas de seguridad abandonen su territorio.

Un manifestante en el sitio dijo que los agentes habían estado monitoreando la protesta, pero declararon que no abandonarán el bloqueo.

«Nos quedaremos aquí toda la noche y si pasa algo serán responsables», dijo. «Porque tienen armas».

Dijo que un grupo de personas acampará en el sitio durante la noche para evitar ser desplazados por los oficiales.

Miguel Colop, de la Fiscalía de Derechos Humanos local, dijo que no había una orden legal para desplazar a los manifestantes.

“La compañía ya ha presentado un recurso constitucional, pero esto no se ha resuelto. Estamos esperando que se nos notifique, como terceros, cuando haya un veredicto».

El gobernador de Huehuetenango, Ramiro Barillas, ha dicho que los intentos de negociación han fracasado porque la oposición no acordó sentarse y discutir sobre el asunto.

A su vez, las comunidades opuestas afirman que el diálogo debería haber tenido lugar antes del inicio del proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre