Pausa Humanitaria de Rusia demuestra control en Siria

0
381

Vladimir Putin ordenó el martes que comience una «pausa humanitaria» diaria de cinco horas en el sitiado enclave sirio del este de Ghouta, reemplazando efectivamente una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que exigió un cese al fuego de un mes en la región asediada.

La movida del presidente ruso, que fue anunciada por su ministro de Defensa, Sergei Shoigu, destacó en términos absolutos la primacía de Rusia en los asuntos sirios y el fracaso de la ONU para poner fin a los combates en el área que limita con Damasco.

Más de 500 personas han muerto en ocho días de una de las campañas de bombardeo más mortíferas del régimen de Bashar al-Assad y sus aliados durante la guerra de siete años.

Shoigu dijo que el cese al fuego comenzaría el martes en el suburbio de Damasco y que se llevaría a cabo de 9 a.m. a 2 p.m. todos los días, según una transcripción de sus comentarios publicados por la agencia de noticias rusa Interfax. Rusia, un aliado clave del régimen sirio, también ayudaría a crear una ruta de evacuación para los civiles en el área, agregó.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos dijo que la calma había prevalecido en general en el este de Ghouta desde la medianoche, aunque cuatro cohetes habían alcanzado la ciudad de Douma el martes por la mañana.

Cese de la actividad militar

El anuncio del lunes se produjo después de que al menos 29 personas murieron en el este de Ghouta a pesar de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exigió el cese inmediato de los combates.

Los médicos y monitores locales dijeron que al menos 18 personas habían resultado heridas por un supuesto ataque con cloro en el este de Ghouta el domingo por la noche. Los residentes han condenado la incapacidad de la comunidad internacional para poner fin a la lucha.

Las últimas muertes en el este de Ghouta llevaron la carnicería de una semana en el enclave a más de 500 muertos en ataques aéreos y bombardeos de las fuerzas leales a Assad. La resolución del consejo de seguridad, que fue aprobada por unanimidad el sábado, pidió un cese del fuego de un mes «sin demora».

La violencia ha puesto de relieve el deseo del gobierno sirio, junto con sus aliados en Moscú y Teherán, de lograr una victoria militar en la zona, que ha estado bajo un asedio cada vez mayor durante casi un año y es estratégicamente significativa debido a su proximidad a Damasco.

Los informes de un ataque con cloro, que ha sido utilizado con frecuencia en el pasado por el régimen de Assad, representarían una nueva escalada si se confirma. Los médicos dijeron que habían tratado a pacientes en la ciudad de Shifounieh después de un bombardeo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre