Nuevo método para reducir los costos de producción de piezas de titanio

0
263

El Ministerio de Defensa británico (MoD) anunció el lunes que su Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa (oficialmente abreviado como Dstl), en cooperación con la Universidad de Sheffield, desarrolló un nuevo y radical método para producir piezas de titanio. Dstl ha invertido hasta ahora casi £ 30 000 en este programa de investigación y desarrollo.

El titanio combina alta resistencia y resistencia a la corrosión con poco peso. Es tan resistente como el acero pero solo tiene el 50% del peso del acero. Pero es unas diez veces más caro que el acero y es difícil y costoso fabricar productos de titanio.

La nueva tecnología se llama FAST-forge y reduce el número de pasos necesarios para fabricar piezas de titanio de 40 a solo dos. La tecnología ha sido probada a escala de laboratorio y una planta piloto (descrita por el Ministerio de Defensa del Reino Unido como «a gran escala») ha sido completada y pronto comenzará a funcionar.

La planta piloto ha sido financiada conjuntamente por Dstl y la filial británica del grupo estadounidense Kennametal Manufacturing. (Dstl y Kennametal han cooperado previamente en el desarrollo y fabricación de armaduras de cerámica).

Ventaja comparativa

La tecnología FAST-forge permite producir componentes de forma casi neta a partir de polvo o partículas en dos pasos de procesamiento simples, explicó el jefe del proyecto, el Dr. Nick Weston. Esos componentes tienen propiedades mecánicas equivalentes al producto forjado. Para las aleaciones de titanio, FAST-forge proporcionará un cambio radical en el costo de los componentes, lo que permite su uso en aplicaciones de automoción, como sistemas de tren motriz y suspensiones.

«Estamos muy entusiasmados con esta innovación, que podría reducir el costo de producción de las piezas de titanio hasta en un 50%», destacó el científico principal de Dstl Materials Science, Matthew Lunt. «Con esta reducción en el costo, podríamos usar titanio en submarinos, donde la resistencia a la corrosión extendería la vida, o para requisitos de peso ligero como vehículos blindados».

El método pionero no solo es más rápido y económico, sino que también podría experimentar una gran expansión de piezas y equipos de titanio en todo el ejército. Es un claro ejemplo de cómo nuestros científicos de clase mundial están trabajando entre bastidores para ayudar a nuestras Fuerzas Armadas y para traer prosperidad y seguridad a Gran Bretaña.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre