Nueva Zelanda ofrece apoyo militar a las Islas Fiji

0
716

El gobierno de Nueva Zelanda ha ofrecido brindar apoyo a los militares de Fiji como parte de un plan para fortalecer las relaciones bilaterales.

Al igual que Australia, el gobierno de Nueva Zelanda recientemente ha prestado mucha atención y ayuda al Pacífico en medio de la creciente influencia de China, y su ministro de asuntos exteriores, Winston Peters, está viajando por la región en un intento por estrechar las relaciones diplomáticas.

El anuncio se produjo después de una reunión esta semana entre el Sr. Peters y su contraparte de Fiji, Inia Seruiratu, en Suva.

Compromiso mutuo en el sector defensa

En una declaración conjunta, los dos países dijeron que se habían comprometido a «fortalecer la colaboración en el área de defensa, en particular en el mantenimiento de la paz y la seguridad fronteriza».

«Esto incluye un paquete de apoyo de Nueva Zelanda a las Fuerzas Militares de la República de Fiji, incluido el mantenimiento de la paz y el desarrollo del liderazgo», dijo.

Nueva Zelanda también anunció que aumentará su presencia diplomática en Fiji y prometió mantener intercambios ministeriales regulares.

El viaje es el primero que realiza Peters en Fiji desde la elección de Nueva Zelanda en 2017, y él y una delegación también viajarán a Tuvalu y Kiribati esta semana.

Las relaciones entre Nueva Zelanda y Fiji se enfriaron después de que el primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, tomara el poder en un golpe de estado en 2006, pero ha mejorado desde entonces.

En Fiyi, principalmente, conviven 2 grupos étnicos diferenciados. Por un lado nativos fiyianos y por otro indo-fiyianos. La mayoría de la población es del primer grupo, lo que en ocasiones crea discriminación hacia el otro.

El conflicto racial parecía superado en 1999, cuando Mahendra Chaudhry, un indo-fiyiano, alcanzaba el puesto de Primer Ministro. Sin embargo, un año después, el 29 de mayo de 2000, George Speight, nacionalista de línea dura, realizó un golpe de estado que derrocó a Chaudhry. El ejército intervino entonces con un contragolpe, que devolvió al país a la normalidad constitucional, imponiendo a Laisenia Qarase como primer ministro. Desde ese momento hasta el 2006, Qarase realizó una política de clemencia ante los autores del golpe de Speight. Esto no gusto en la cúpula del ejército, que exigía duras condenas hacia los golpistas.

El Sr. Bainimarama fue reelegido el año pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre