Noticias Militares de México: Nueva investigación de Ayotzinapa

0
117

Una corte federal en México ordenó el lunes al gobierno que investigue nuevamente las desapariciones de 43 estudiantes universitarios en 2014, pero esta vez bajo la supervisión de una comisión de la verdad encabezada por el principal organismo de derechos humanos del país y los padres de las víctimas.

La orden se produjo en respuesta a las demandas legales presentadas por varios acusados ​​acusados ​​de participar en el secuestro violento de los estudiantes, que tuvo lugar en septiembre de 2014 y rápidamente se convirtió en un escándalo internacional por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Los sospechosos acusaron al gobierno de usar la tortura para forzar confesiones, una acusación que las Naciones Unidas también hicieron en un informe reciente.

Pero en lugar de simplemente convalidar las acusaciones de tortura, los tres jueces del Primer Tribunal Colegiado del Circuito XIX emitieron unánimemente una amplia acusación de todo el caso, describiéndola como «ni rápida, efectiva, independiente ni imparcial».

Comisión de la verdad

Acusaron a la fiscalía general de la nación de ignorar las líneas de evidencia que contradecían su teoría del caso, y ordenaron la creación de una llamada comisión de la verdad para supervisar la nueva investigación.

«No puedo pensar en un precedente histórico para esto», dijo Mario Patrón, el jefe del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el grupo que representa a las familias de los estudiantes desaparecidos.

El Sr. Patron, que no tenía idea de que el fallo venía y pasó varias horas con los abogados de su grupo revisando la decisión de 1.200 páginas el lunes por la noche, agregó: «La verdad es que es un golpe enorme para este gobierno».

La oficina del fiscal general federal respondió el lunes por la noche que todavía estaba revisando el fallo, pero que no estaba de acuerdo con los jueces y con su comprensión de la separación de poderes y facultades de la acusación.

El cuerpo sería dirigido por las familias de las víctimas y sus representantes, así como por miembros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, además de los propios fiscales del gobierno. También permitiría la inclusión de expertos internacionales en medicina forense y derechos humanos.

La decisión sorprendió a los abogados que representaban a las familias de los desaparecidos, no solo porque validó años de esfuerzos minuciosos para buscar una investigación imparcial frente a la intransigencia del gobierno, sino también porque no puede ser apelada.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre