Noticias Militares de México: Ley de Militarización no es la solución

0
212

La guerra de México contra las drogas ha dejado 234,966 personas muertas en los últimos 11 años. Solo en 2017, el país sufrió unos 29,000 asesinatos, la cifra anual más alta desde que se inició el registro en 1997. Durante años, los indignados mexicanos han exigido al presidente Enrique Peña Nieto tomar acción. Recientemente, los legisladores de su Partido Revolucionario Institucional propusieron una solución controvertida: poner a las fuerzas armadas de México en las calles para luchar contra el crimen.

A pesar de las protestas y las advertencias de los defensores de los derechos humanos, el 15 de diciembre el Senado mexicano aprobó la Ley de Seguridad Interna. Justo antes de Navidad, Peña Nieto firmó la ley.

Si bien se debe hacer algo para detener el derramamiento de sangre, la historia muestra que la militarización de la aplicación de la ley perjudicará en lugar de ayudar. El ejército de México ha estado luchando contra el crimen de manera informal durante más de una década. En 2006, el ex presidente Felipe Calderón envió 6.500 soldados para combatir a los carteles en el estado de Michoacán. Y nunca realmente se detuvieron.

Las consecuencias han sido graves. Entre 2012 y 2016, el fiscal general de México inició 505 investigaciones sobre presuntos abusos contra los derechos humanos, incluida la tortura y las desapariciones forzadas, cometidos por militares. En 2014, los soldados dispararon a 22 ciudadanos desarmados en la ciudad de Tlatlaya. Ese mismo año, el ejército supuestamente estuvo involucrado en el secuestro no resuelto de 43 estudiantes de una universidad de maestros en el sur de México.

Gran parte de la violencia extrajudicial del ejército es indocumentada y las investigaciones avanzan lentamente, por lo que los crímenes cometidos por las fuerzas armadas han sido difíciles de enjuiciar. En 11 años, solo 16 soldados han sido condenados por abusos contra los derechos humanos en tribunales civiles.

Los partidarios de la Ley de Seguridad Interna, incluido el Secretario de Defensa, general Salvador Cienfuegos, dicen que la nueva ley corregirá este error. Al proporcionar un marco legal para que las fuerzas armadas asuman tareas de aplicación de la ley, asegura una regulación más estricta.

Los expertos en seguridad, por otro lado, llaman peligrosa a la Ley de Seguridad Interna, diciendo que retrasa las muy necesarias reformas policiales y viola la Constitución mexicana, que prohíbe usar el ejército para la seguridad pública de México.

Alertas Internacionales

En diciembre, tanto las Naciones Unidas como Amnistía Internacional pidieron al presidente que vetara la ley. No obstante, él la aprobó, aunque declaró que no se aplicará hasta que la Corte Suprema pueda revisar su constitucionalidad.

La Corte Suprema ha recibido miles de impugnaciones legales a la Ley de Seguridad Interna. Sin embargo, aún no se ha establecido una fecha para que los 11 jueces de la Corte Suprema escuchen argumentos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre