Noticias Militares de Colombia: Problemas del Acuerdo de Paz

0
132

El secuestro de un equipo de periodistas por parte de un grupo disidente de las FARC en la frontera con Ecuador representa otro factor que complica el camino de Colombia hacia la paz después de más de 50 años de conflicto armado.

El proceso ha resultado en la entrega de alrededor de 9,000 armas de fuego y la tasa de asesinatos más baja en tres décadas (24 homicidios por cada 100,000 residentes). Sin embargo, no todos los miembros de las FARC han aceptado el acuerdo de paz, y algunos se han agrupado en grupos que también incluyen narcotraficantes.

En lo que va del año, cuatro bombas y dos coches bomba han golpeado a Ecuador. En enero de 2018, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, declaró estado de emergencia en varias zonas del país debido a un ataque en la ciudad de San Lorenzo, en la provincia de Esmereldas, en la frontera con Colombia, que dejó 14 personas heridas y daños graves a los edificios de la policía .

Las víctimas del secuestro

Mientras el gobierno ecuatoriano evaluaba el daño, las redes sociales y la prensa levantaron otra alarma: dos periodistas y un conductor del diario El Comercio fueron secuestrados la mañana del 26 de marzo de 2018 en la localidad de Mataje, también en la provincia de Esmeraldas.

El día que el ministro del Interior, César Navas, confirmó la noticia, junto con el ministro de Defensa, el fiscal general, el Defensor del Pueblo y los líderes militares y policiales se reunieron con representantes legales del periódico y las familias de los secuestrados para informarles sobre los protocolos a seguir. en estas circunstancias.

Durante la conferencia de prensa en la que Navas hizo el anuncio oficial, también mencionó la posibilidad de que los secuestrados estén en Colombia.

Según el comandante militar colombiano, el general Alberto Mejía, el hombre detrás del secuestro es el líder de los disidentes de las FARC en el sureste de Colombia, Walter Patricio Artízala Vernaza, también conocido como “Guacho”. El general dijo a RCN Radio que la inteligencia que había recibido mostraba que el guerrillero y los hombres bajo su mando son los que tienen a los ecuatorianos.

El ministro del Interior, Navas, dijo a una estación de radio local que las operaciones de vigilancia y las redadas en la zona fronteriza habían molestado a los grupos disidentes de las FARC que el estado considera ilegales y que los secuestradores “no buscan dinero ni pidieron rescate”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre