Noticias Militares de Colombia: Compromisos con DD.HH. de Iván Duque

0
188

El nuevo gobierno del presidente electo Iván Duque, que debe asumir su cargo el 7 de agosto, tiene la obligación de garantizar los derechos de los más de ocho millones de víctimas del conflicto armado en Colombia y adoptar una agenda de pleno respeto por los derechos humanos. derechos, incluidos los defensores de los derechos humanos y las comunidades históricamente excluidas, declaró hoy Amnistía Internacional.

«La violencia continúa siendo una realidad para miles de personas y comunidades. Nos preocupa que los actores armados, como los grupos paramilitares, continúen cometiendo crímenes según el derecho internacional, incluido el desplazamiento forzado colectivo, la violencia sexual contra mujeres y niñas y los homicidios selectivos de activistas de derechos humanos. Esto tiene que cambiar y esperamos que la nueva administración bajo el presidente electo Iván Duque se comprometa con ese cambio «, dijo Erika Guevara-Rosas, directora de América de Amnistía Internacional.

La violencia continúa siendo una realidad para miles de personas y comunidades. Nos preocupa que los actores armados, como los grupos paramilitares, continúen cometiendo crímenes según el derecho internacional, incluido el desplazamiento forzado colectivo, la violencia sexual contra mujeres y niñas y los homicidios selectivos de activistas de derechos humanos. Esto tiene que cambiar y esperamos que la nueva administración bajo el presidente electo Iván Duque se comprometa con ese cambio.

«El gobierno entrante debe enfrentar el enorme desafío de garantizar que la dolorosa historia del conflicto armado y la violencia en Colombia no se perpetúe, y debe proporcionar una respuesta integral para las comunidades históricamente excluidas que requieren medidas más allá de las intervenciones militares en sus territorios.»

Apoyo internacional

Durante más de 40 años, Amnistía Internacional ha estado apoyando a víctimas de violaciones de derechos humanos en Colombia, sus organizaciones, movimientos sociales y comunidades que históricamente han sido víctimas de la violencia en el país. En departamentos como Nariño, Cauca y Chocó, el conflicto armado continúa siendo una realidad cotidiana para miles de personas y comunidades. En otras partes del país, los activistas de los derechos humanos y sus comunidades están expuestos a graves violaciones, especialmente cuando defienden los derechos relacionados con la tierra, el territorio y los recursos naturales.

La organización hace un llamamiento a las autoridades colombianas para que desmantelen inmediatamente las estructuras paramilitares que aún existen a pesar de su supuesta desmovilización en 2005 y promuevan investigaciones penales sobre la supuesta complicidad de funcionarios estatales con tales estructuras. Amnistía Internacional también ha informado que la reorganización de otros grupos guerrilleros, en disputas territoriales, sigue generando situaciones de violencia con comunidades que aún enfrentan condiciones de conflicto armado.

«Los derechos de las víctimas del conflicto armado a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición deben ser el principal pilar de las políticas de la nueva administración para eliminar las causas estructurales de la violencia. La impunidad de los crímenes de derecho internacional y las violaciones graves de los derechos humanos deben terminar de una vez por todas «, dijo Guevara-Rosas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre