Noticias Militares de Brasil: Operación logra incautación de dinamita

0
156

El miércoles, 40 militares del Ejército Brasileño y 55 oficiales de seguridad pública desencadenaron el segundo día de la Operación Rastilla IV – volcada a la fiscalización de productos controlados. En Muriaé, en la Zona de la Mata, la supervisión terminó con la aprehensión de 110 kilos de Anfo – dinamita granulada – en una cantera, según un balance de las Fuerzas Armadas. El establecimiento no tenía autorización para poseer el explosivo, además de almacenar el ítem en condiciones precarias, según informaciones del Ejército. La acción va hasta mañana.

La acción también generó resultados en Itaúna, en el Centro-Oeste del estado, donde una empresa fue multada por transporte de productos controlados sin escolta. Otra incautación ocurrió en un establecimiento comercial de Medina, en el Medio Jequitinhonha: 179 metros de estopim (cordón inflamable) con fecha de caducidad vencida.

En total, 22 empresas de 17 ciudades fueron fiscalizadas en todo el estado. La operación ocurre en diferentes regiones militares de Brasil e involucra a cerca de mil representantes del Ejército y de agencias gubernamentales a nivel federal, estatal y municipal. El trabajo se realiza bajo la coordinación de la Dirección de Fiscalización de Productos Controlados (DFPC), a través de su Centro de Operaciones de Productos Controlados (Copcon), ambos vinculados a las Fuerzas Armadas.

Otros resultados

El martes, primer día de la operación, siete toneladas de explosivos Anfo ya habían sido aprehendidas en San Sebastián del Oeste, en el Centro-Oeste de Minas Gerais, según un levantamiento oficial. En Sabará, en la Región Central, 1.6 mil espoletas electrónicas fueron confiscadas. Según las Fuerzas Armadas, el día inicial miro 24 empresas de 18 municipios, y movió un efectivo formado por 43 militares de la fuerza y ​​49 agentes de la seguridad pública.

En la última edición de la Operación Rastilla, en marzo, 17 toneladas de explosivos fueron embargadas, por medio de 400 reconocimientos en puntos de bloqueo y control de carreteras, según el Ejército. Los locales de almacenamiento y producción de artículos explosivos y materiales controlados también estuvieron en la mira. Gran parte del material fue aprehendido por problemas de documentación, transporte irregular, almacenamiento inadecuado y / o plazo de validez vencido. La Rastilidad III, así como la fase actual ejecutada de forma interagencial, contó con el efectivo de 968 miembros de diferentes órganos. Más de 48 mil kilómetros fueron recorridos por los equipos de fiscalización

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre