Noticias Militares de Brasil: Nuevo presupuesto para buques nacionales

0
194

El Mando de la Marina de Brasil (MB) aguarda para que en el mes de mayo se envíe al Congreso, una Medida Provisional (MP) que reservará el 10% de la recaudación anual del Fondo de la Marina Mercante (FMM) para los pedidos de buques militares a la industria nacional.

En cifras de hoy, ese porcentaje representaría cerca de 300 millones de reales (unos 80 millones de dólares).

El texto de la Medida ya fue redactado y, según ha sido informado por la Presidencia de la República a la agencia de noticias Reuters, «está en análisis» por los cuadros técnicos del Gabinete Civil. El paso siguiente es la firma del mensaje que remitirá a la MP a los parlamentarios, por parte del presidente Michel Temer.

La semana pasada, durante una entrevista con Reuters, el vicepresidente del Sindicato Nacional de la Industria de la Construcción y Reparación Naval y Offshore (Sinaval), Sérgio Bacci, reveló que esa asignación podrá atender las necesidades de la Fuerza Naval en hasta cuatro astilleros nacionales.

La industria naval brasileña, fuertemente golpeada por la crisis del sector petrolero de los últimos años, prevé tomar cierto aliento con los pedidos de la Marina.

De acuerdo con Bacci, a fines de 2014 ese sector productivo llegó a tener cerca de 80 mil empleados, trabajando en poco más de 50 astilleros repartidos por el territorio nacional. Actualmente, el contingente de trabajadores está reducido a cerca de 30 mil empleados, distribuidos por no más de 15 astilleros con operaciones relevantes.

Perfil del NPa 500BR

A fondo perdido – El Fondo de Marina Mercante se utiliza para financiar actividades del sector naval. Pero en el caso de la medida evaluada por el gobierno habría una asignación de recursos del Fondo para la Marina sin la necesidad de un reembolso.

Según el Poder Naval, la expectativa de los jefes navales es que el dinero pueda iniciar el financiamiento de los NPa 500-BR, un reproyecto del Centro de Proyectos de Buques de la Marina y de la Empresa Gerencial de Proyectos Navales (EMGEPRON) de la conocida clase de patrulleros franceses Vigilante – en Brasil conocida como clase Macaé.

Los patrulleros 500-BR tendrán 57,25 m de largo y exigirán tripulación de cinco oficiales y 30 subalternos, pero podrán acomodar a otros ocho militares (o pasajeros). La autonomía de una unidad de esas unidades se calcula entre 15 y 20 días.

Los recursos provenientes del FMM también podrán viabilizar la construcción de embarcaciones menores, orientadas a la orientación y control del tráfico marítimo, así como a la seguridad de la navegación.

Los jefes navales aguardan que, despachada aún en mayo por el Palacio del Planalto para el Congreso, la Medida Provisional pueda tramitar de forma a estar lista para ser aprobada en el período de octubre a diciembre de este año – última etapa de funcionamiento del Parlamento antes del receso de fin de año. Lo que constituiría una última e importante conquista de la gestión del almirante de escuadra Eduardo Leal Ferreira al frente de la MB.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre