Noticias Militares de Brasil: Entrenamiento de guerra irregular de FAB

El ministro de Defensa, interino, Joaquim Silva y Luna, acompañó este  en la Ala 5, en Campo Grande (MS), el ejercicio Tápio, realizado por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB). El objetivo de la actividad fue entrenar a militares para misiones de ataque, control aéreo avanzado, rescate, búsqueda y rescate, en escenarios de “guerra irregular“, expresión utilizada para definir situaciones en que el enfrentamiento no se hace entre fuerzas armadas oponentes, contra grupos armados, como guerrilleros, narcotraficantes o crimen organizado.

El Ejercicio se inició el pasado 25 de abril en Campo Grande e involucró a más de 700 militares, además de diversas aeronaves, como el C- El C-105, el C-105 Bandeirante, el E-99, los cazas A-1 AMX y A-29 Super Tucano, y los helicópteros H-36 Caracal, AH-2 Sabre y H-60L Black halcón.

El ministro Silva y Luna visitó los hangares donde se produjo la actividad y destacó la importancia de que el Ejercicio simular situaciones, acompañado del comandante de la FAB, brigadier Nivaldo Rossato, y del jefe del Estado Mayor-Conjunto de las Fuerzas Armadas (EMCFA), almirante Ademir Sobrinho, más cercanas a la realidad actual, reproduciendo, incluso, escenarios similares a los de regiones donde ocurren misiones de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Cuando nos preparamos para misiones de la ONU, es justamente ese tipo de escenario que vamos a enfrentar, entonces, necesitamos estar preparados para ese tipo de conflicto, y para los armamentos que serán utilizados, para no causar daños colaterales”, explicó el ministro.

Guiado Aéreo Avanzado (GAA)

El ejercicio Tápio también involucró, de forma sincronizada, la participación de militares de la Marina y del Ejército en el curso de guiado aéreo avanzado, que tiene como objetivo entrenar a militares, que en una situación de conflicto, puedan saber indicar para aeronaves amigas los blancos enemigos de forma necesaria.

Para el jefe del EMCFA, Ademir Sobrinho, ese tipo de acción integrada es lo que deberá ser priorizado en el futuro, como forma de ahorrar recursos y de aumentar la interoperabilidad entre Marina, Ejército y Aeronáutica.

“Conseguimos, por primera vez, hacer el curso de guía aérea avanzado para las tres Fuerzas, y comenzamos a establecer los procedimientos conjuntos y la verificación de equipos, que también serán conjuntos, para el apoyo aéreo aproximado”, afirmó el almirante.

La actividad militar se producirá hasta el 12 de mayo, y posibilita reunir veintiún escuadrones aéreos de las Aviación de Transporte, Caza, Alas Rotativas, Reconocimiento, y Búsqueda y Salvamento, además del Escuadrón Aeroterrestre de Salvamento (PARA-SAR) Defensa Antiaérea (BDAAE) y sus Grupos Defensa Antiaérea (GDAAE).

>

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre