Noticias Militares de Brasil: Desmienten rumores sobre golpe militar

0
369

La huelga de los camioneros, que entró en el octavo día el lunes, y el desgaste político que la paralización de la categoría causó al gobierno del presidente Michel Temer alborotó a los saudosistas de la dictadura militar y los entusiastas de una «intervención militar constitucional». No son pocos los rumores que han circulado en el WhatsApp y en las redes sociales en los últimos días afirmando que los militares están a punto de tomar el poder.

Una de esas lágrimas, compartida en la aplicación de mensajes por medio de un audio, era exacta: la intervención militar se habría dado a la medianoche de este lunes. El emisor del mensaje, que habla como uno de los camioneros en huelga, dice que ese era el plazo de «siete días y seis horas», previsto por la Constitución para que los militares «retiraran a la fuerza» al gobierno.

Como todos saben, la intervención militar alardeada por el mensaje apocalíptico no se produjo a la medianoche de este lunes. Trenes de las Fuerzas Armadas no están cercando el «plenario» y el gobierno del presidente Michel Temer, aunque debilitado políticamente, no acabó.

La constitución

En este caso, cabe resaltar que ni el artículo 1 de la Constitución Federal ni ningún otro artículo prevén que los militares puedan tomar el poder después de siete días y seis horas de huelga de alguna categoría. Es raro imaginar esa norma escrita en la Carta Magna de cualquier país democrático. El primer artículo de la Constitución promulgada en 1988 dice lo siguiente:

‘Art 1. La República Federativa de Brasil, formada por la Unión indisoluble de los Estados y Municipios y del Distrito Federal, se constituye en Estado Democrático de derecho y tiene como fundamento,

  • La soberanía
  • La ciudadanía
  • La dignidad de la persona humana
  • Los valores sociales del trabajo y la libre iniciativa
  • El pluralismo político

El artículo 142 de la Constitución de 1988, ampliamente evocado por los intervencionistas como base para dicha «intervención constitucional», también está claro sobre quién manda en las Fuerzas Armadas: ‘Las Fuerzas Armadas, constituidas por la Marina, el Ejército y la Aeronáutica, son instituciones nacionales permanentes y regulares, organizadas con base en la jerarquía y en la disciplina, bajo la autoridad suprema del Presidente de la República, y se destinan a la defensa de la Patria, a la garantía de los poderes constitucionales y, por iniciativa de cualquiera de éstos, de la ley y del orden’

El pasaje anterior quiere decir que una iniciativa del Ejército, de la Marina o de la Aeronáutica para garantizar la ley y el orden sólo puede ocurrir a partir de iniciativa de los «poderes constitucionales», es decir, Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Cuando hay problemas en la seguridad pública, por ejemplo, el presidente puede accionar a los militares por medio de decretos de Garantía de la Ley y del Orden, las populares GLOs, utilizadas recientemente en crisis en Espírito Santo y en Río de Janeiro.

Cualquier acción militar en nombre de la ley y del orden tomada fuera de esos parámetros es, por lo tanto, inconstitucional. Se suele llamar «golpe» cualquier acción de las Fuerzas Armadas contra los «poderes constitucionales», especialmente el Ejecutivo y presidentes democráticamente elegidos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre