Noticias Militares de Brasil: Aumento de números de muertes en Rocinha

0
84

La violencia en la comunidad de favelas más grande de Río de Janeiro, Rocinha, ha alcanzado niveles sin precedentes con 54 personas muertas en los últimos seis meses solamente, según las estadísticas de la Policía Militar. Esta cifra representa el sesenta por ciento de todos los asesinatos en la comunidad en los últimos cuatro años. Desde enero de 2014, 91 han sido asesinados en Rocinha.

Además, según la aplicación móvil “Fogo Cruzado”, que recopila datos relacionados con tiroteos en todo Río de Janeiro, en marzo pasado, Rocinha registró trece víctimas de homicidio y 28 tiroteos, la mayor cantidad de cualquier comunidad de favelas en Río.

La mayoría de los trece asesinatos de marzo ocurrieron en un solo día cuando una operación de la Policía Militar el 25 de marzo dejó ocho personas muertas. Los oficiales de la policía militar alegan que las víctimas eran narcotraficantes que dispararon contra los agentes de policía. Los residentes locales, sin embargo, afirman que al menos algunas de las víctimas eran residentes inocentes ejecutados en una misión de venganza después de que un oficial de policía fuera asesinado en la comunidad varios días antes.

El último asesinato en Rocinha ocurrió el pasado jueves 29 de marzo, cuando Davidson dos Santos, fue golpeado por una bala perdida mientras estaba sentado en su patio con su hijo de seis meses en su regazo. En su funeral, los miembros de la familia fueron abiertamente culpables de la Policía Militar por la trágica muerte de Dos Santos.

Además de la incesante violencia en la comunidad, un nuevo estudio realizado por el Centro para la Democracia, el Desarrollo y el Estado de Derecho de la Universidad de Stanford, en conjunto con la organización Observatório de Favelas, confirmó que el miedo y la desconfianza de la policía en las comunidades favelas en máximos históricos.

Estudio del crimen

En el estudio, seis mil residentes de las comunidades favelas de Cidade de Deus, Providência, Rocinha, Batán y Maré fueron entrevistados. El dieciséis por ciento informó que tenían un amigo, conocido o un familiar que había sido asesinado por un oficial de policía. El veinte por ciento indicó que ya habían sido agredidos por agentes de policía o que miembros de su familia habían sido agredidos por oficiales.

También se preguntó a los residentes sobre sus opiniones con respecto a los agentes de policía que trabajan en la comunidad de favelas. A los entrevistados se les presentaron varias respuestas posibles, divididas por igual entre palabras positivas y negativas. Entre las palabras estaban miedo, respeto, desconfianza, admiración, simpatía, indiferencia, falta de respeto, indiferencia e ira. El entrevistado también podría agregar cualquier otra palabra que quisiera.

El estudio también sacó a la luz las impresiones de los residentes de las unidades de pacificación de la policía (UPP), implementadas por primera vez en la favela Dona Marta en 2008.

Con la ola de violencia que afecta a Río de Janeiro, a principios de este año el gobierno federal de Brasil anunció una intervención militar en el sector de seguridad de Río de Janeiro a fines de febrero.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre