Asesinato de civiles por la policía de Brasil en aumento

0
203

El número de personas asesinadas por la policía en el estado de Río de Janeiro aumentó un 46 por ciento en mayo de 2018 en comparación con mayo de 2017. El aumento, que fue detallado en un estudio del Instituto de Seguridad Pública de Brasil, mostró que la policía mató a 142 personas en mayo 2018 en comparación con 97 en el mismo período del año pasado.

Las autoridades clasificaron todas las muertes como debidas a «resistencia a la autoridad» o «resistencia a la detención» por parte de las víctimas.

El término, que es comúnmente usado por los oficiales de policía, implica una serie de acciones: la policía mató a alguien a quien describieron como un «bandido» o un matón; luego, la policía reclama una defensa legítima porque el sospechoso se resistió al arresto, los únicos testigos de los hechos son a menudo los oficiales, y si el caso se registra oficialmente como resistencia al arresto; una investigación sobre la muerte del sospechoso es insignificante, y ningún oficial de policía sería responsable.

Mecanismos legales contra los asesinatos

Se estableció una comisión de investigación para eliminar la clasificación de muertes por resistencia a casos de arresto y una nueva ley que prohíbe la práctica se introdujo en junio de 2016. Sin embargo, el proyecto de ley nunca fue aprobado por los legisladores del país.

Douglas Belchior, miembro de Nucleus Union of Popular Education for Black People, dijo que el estado debe reconocer su papel en el mantenimiento de una fuerza policial que garantice la seguridad de los barrios ricos y adinerados al tiempo que reprime, viola, viola y mata sistemáticamente a «la población representada por estereotipos como marginada y criminal «.

El número de masacres en Río de Janeiro se ha duplicado desde que se inició la intervención militar el 16 de febrero, según un informe publicado en abril por el Observatorio de Intervención de la Universidad Candido Mendes.

Titulado «Aimlessly: Sin programa, sin resultados, sin dirección», el estudio también muestra que, a pesar de las tropas federales patrullando las calles de Río, el número de tiroteos también ha aumentado significativamente.

Mientras tanto, un nuevo estudio realizado por el Instituto de Investigación Económica Aplicada y el Foro Brasileño de Seguridad Pública indicó que la mitad de todos los homicidios en el país ocurren en solo el 2,2 por ciento del número total de ciudades.

La ciudad de Quiemados en el estado de Río de Janeiro fue clasificada número uno en la lista con 134.9 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Con cuatro ciudades en el estado nororiental de Bahía: Eunapolis (123.3 homicidios por cada 100,000 habitantes), Simoes Filho (107.7 homicidios por cada 100,000 habitantes), Porto Seguro (101.7 homicidios por cada 100,000 habitantes) y Lauro de Freitas (99.2 homicidios por cada 100,000 residentes) todos registrando altos asesinatos per capita.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre