Noticias Militares de Bolivia: Decisión histórica en juicio federal

0
144

En una decisión histórica, un jurado federal encontró al ex presidente de Bolivia y su ministro de defensa responsables de las ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por el ejército boliviano en septiembre y octubre de 2003.

La demanda se originó en un esfuerzo de colaboración entre la Clínica Internacional de Derechos Humanos de Harvard Law School y abogados, defensores y miembros de la comunidad boliviana que buscaban justicia para la violencia de 2003. Decenas de estudiantes clínicos han trabajado en el caso desde 2006.

Las familias de ocho bolivianos asesinados interpusieron una demanda contra Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín en 2007. El veredicto de hoy confirma las afirmaciones de los demandantes de que los dos acusados ​​fueron legalmente responsables de las ejecuciones extrajudiciales y tomó decisiones para desplegar fuerzas militares en comunidades civiles a fin de anular violentamente la oposición a sus políticas.

Testimonios y Les de Protección de Víctimas

El juicio de tres semanas incluyó el testimonio de 29 testigos de toda Bolivia que relataron sus experiencias de los asesinatos de 2003. Veintitrés aparecieron en persona. Ocho demandantes testificaron sobre la muerte de sus familiares, entre ellos: Etelvina Ramos Mamani y Eloy Rojas Mamani, cuya hija de ocho años, Marlene, fue asesinada frente a su madre cuando se disparó un solo tiro por la ventana; Teófilo Baltazar Cerro, cuya esposa embarazada, Teodosia, fue asesinada después de que una bala fue disparada a través de la pared de una casa; Felicidad Rosa Huanca Quispe, cuyo padre de 69 años, Raúl, fue asesinado a balazos en una carretera; y Gonzalo Mamani Aguilar, cuyo padre Arturo fue asesinado mientras cuidaba sus cultivos.

Un testigo, un ex soldado del ejército boliviano, testificó que recibió órdenes de disparar contra “todo lo que se mueve” en una comunidad civil, mientras que otro relató cómo un oficial militar mataba a un soldado por negarse a obedecer órdenes de disparar contra civiles desarmados. Los testigos relataron cómo los tanques rodaban por las calles y los soldados disparaban durante horas y horas. Otros testificaron sobre cómo el presidente y el ministro de defensa se comprometieron con una opción militar en lugar de buscar el diálogo con los líderes de la comunidad para alcanzar una resolución pacífica.

En 2016, un tribunal de apelaciones de los EE. UU. sostuvo que los demandantes podían proceder con sus reclamos bajo la Ley de Protección a las Víctimas de Torturas (TVPA), que autoriza demandas por daños y perjuicios en el tribunal federal de los EE. UU. Por ejecuciones extrajudiciales. Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín luego buscaron y se les negó una revisión por el Tribunal Supremo de EE. UU. En 2017, y el caso avanzó en el Tribunal de Distrito de EE. UU. Después de una revisión de la evidencia reunida por ambas partes, el Juez del Tribunal de Distrito James I. Cohn dictaminó el 14 de febrero que los demandantes habían presentado pruebas suficientes para proceder al juicio.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre