Noticias Militares Cuba: Guantánamo y el Cmapo X-Ray

0
82

Desde principios de 2002, X-Ray fue el centro de detención en la Bahía de Guantánamo durante “la Guerra contro el Terror”.

Generalmente cuando se habla de este centro, se viene la imagen de los detenidos en monos de color naranja, jaulas para perros, vendas en los ojos, tortura. Se cerró oficialmente después de solo tres meses, pero el daño ya estaba hecho.

Según informes, se habla sobre una notificación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, a abogados defensores de Guantánamo que el centro de detención podría ser demolido.

Muchos funcionarios afirman que el deterioro del Camp X-Ray se ha hecho evidente, el campo representa el programa de Rendición, Detención e Interrogatorio (RDI) de los Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. De los 41 detenidos que aún permanecen detenidos en Guantánamo, menos de la mitad llegaron antes de que se cerrara X-Ray , pero eso no disminuye su importancia.

El abogado del Departamento de Justicia Andrew Warden les dijo a los equipos de defensa que “el FBI ha creado una visita tridimensional interactiva digital interactiva de Camp X-Ray que muestra todas las áreas del campo donde los detenidos fueron detenidos, interrogados, o presente de otra manera”.

Hace dos semanas, antes de que las noticias sobre la construcción fueran públicas, observamos que los abogados defensores de Ammar al-Baluchi, supuesto conspirador del 11-S, afirmaron la importancia de poder ir físicamente a Guantánamo.

La necesidad de mantener el X-Ray Camp

El principal problema de la situación es que precisamente es el gobierno estadounidense quien esta decidiendo las pruebas a las que podrán acceder los abogados defensores, lo cual ha socavado el proceso en las comisiones militares y ha causado retraso, los abogados defensores han tenido que luchas por las pruebas  para la defensa adecuada de los clientes.

Por otro lado la demolición de la estructura significaría una gran pérdida para la historia de tortura en Estados Unidos, con lo cual muchas personas argumentan, los estadounidenses mantendrían en su mente y recordarían el pasado para no cometer atrocidades como esta.

Al permitir la destrucción de sitios negros o intentar enterrar al Comité Selecto del Senado sobre el ‘Informe de Tortura’ de la Inteligencia, Estados Unidos no está aceptando nada, simplemente lo ignoramos. Torturar a personas dañó nuestras relaciones con aliados, arriesgó la seguridad de nuestras tropas y violó explícitamente nuestras leyes y valores. Debemos reconocer estos hechos y hacer todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos de que nunca vuelva a suceder.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre