Noticia Militar de Panamá: Con cooperación de EEUU asisten al Darién

0
288

Comunidades de la provincia panameña de Darién, en la frontera con Colombia, se beneficiaron de una campaña de asistencia humanitaria que se desarrolló entre el 25 y el 27 de enero de 2018. La Operación Halcón, como fue llamada, se hizo en coordinación con la Embajada de los Estados Unidos y las entidades de salud panameñas.

Más de 450 personas de las comunidades indígenas recibieron atención médica y diversos suministros. Aproximadamente 30 soldados del Servicio Nacional Fronterizo de Panamá y doce trabajadores sanitarios viajaron a Darién en una flota de helicópteros del 1er Batallón de la Fuerza de Tarea Conjunta-Bravo, 228º Regimiento de Aviación, un contingente del Comando Sur de los EE. UU. en Honduras.

Los adultos fueron evaluados en cuanto a los niveles de azúcar en la sangre y los perfiles de lípidos para asegurar la detección temprana de enfermedades crónicas y los niños recibieron varias vacunas para la prevención de enfermedades contagiosas. El personal médico, médicos generales, farmacéuticos, varios técnicos, un dentista y una enfermera, realizaron 296 consultas médicas generales, 77 procedimientos dentales, 151 pruebas de laboratorio y administraron 190 inyecciones. También se ocuparon casos urgentes.

Además de la atención médica, los aldeanos recibieron suministros básicos como medicamentos, bolsas de comida y ropa. Más que asistencia social, la campaña trajo alegría con canciones, bailes y otros entretenimientos para adultos y niños, quienes se sorprendieron con piñatas y juguetes.

Las problemáticas del Darien

Falcon concentró sus esfuerzos en el área de Darién, también conocida como el Darién Gap, una densa jungla de 575,000 hectáreas que comparten Panamá y Colombia. El área está ubicada en el extremo oriental de la provincia panameña de Darién y en la parte norte del departamento colombiano de Chocó.

Los pueblos indígenas ubicados en esa área remota, que solo se conectan con el resto del mundo por medio de grandes ríos y algunos senderos estrechos, sufren de escasez de alimentos y atención médica. Según la Fundación Laboral Panameña, el 87 por ciento de las familias indígenas vive en la pobreza extrema. La región también sirve como puente para las drogas y los inmigrantes indocumentados que se dirigen a los Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre