Muerte del presidente Vietnam entristece al mundo en especial a Cuba

0
200

La muerte del actual presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, a la edad de 61 años, es también una dolorosa pérdida para los cubanos por todo lo que hizo por la amistad y la cooperación entre ambos países.

Quang había sido elegido para el cargo el 2 de abril de 2016 por la Asamblea Nacional, y hasta su fallecimiento ocupó la oficina ejecutiva con brillantez y alto sentido del deber.

Un informe oficial de la Junta de Servicios de Salud para altos funcionarios indicó que el Jefe de Estado falleció a las 10:05 hora local del viernes en el Hospital Militar Central 108 debido a una enfermedad grave, pero no dijo cuál. En los próximos días, la Asamblea Nacional convocará una sesión especial para elegir al nuevo presidente de Vietnam.

Tan pronto como se conoció la muerte del presidente, la embajadora de Cuba en Vietnam, Lianys Torres, en una misión de trabajo en otra provincia, llamó a Prensa Latina por teléfono para expresar el dolor que sobrepasaba a sus compatriotas en este momento. «El presidente Tran Dai Quang fue un gran amigo de Cuba, un firme promotor de los históricos vínculos fraternales entre nuestras naciones», dijo.

Visita diplomática

Hace unos días, a pesar de estar gravemente enfermo, Quang recibió al vicepresidente, Salvador Valdés, a quien le expresó los sentimientos de amistad infinita de los vietnamitas a Cuba y su revolución, recordó el diplomático.

En esa ocasión, dijo Torres, también destacó lo orgulloso y honrado que se sentía por haber sido el último jefe de Estado recibido por Fidel Castro (en noviembre de 2016, pocos días antes de la desaparición física del líder histórico de la revolución cubana).

Durante su estancia en La Habana, el general del ejército Raúl Castro, actualmente presidente de Cuba, impuso a Quang el orden José Martí, máximo galardón otorgado por el Consejo de Estado.

Por otro lado, el jefe del equipo médico cubano en Vietnam, José Hernández, expresó las tristezas de sus compatriotas después de conocer la enfermedad del estadista.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre