Ministra de seguridad argentina insiste en seguridad interior bajo militares

Desde el fin de la dictadura militar en Argentina y el retorno de la democracia, los gobiernos han respectado el principal acuerdo suprapartidario de mantener a los militares bajo funciones netamente defensivas y no de seguridad. La actual ministra de seguridad, Patricia Bullrich ha cuestionado este pacto, sugiriendo que las Fuerzas Armadas podrían custodiar fronteras o actuar bajo situaciones ‘mucho más interesantes’.

Hace pocos días, el presidente Mauricio Macri, se refirió a lo mismo, señalando la posibilidad de usar a los militares como ‘apoyo logístico a las fuerzas de seguridad’. Esta afirmación no pasó desapercibida por organizaciones de derechos humanos, sociales y hasta legisladores.

La ministra, sugiere que las Fuerzas Armadas de la Argentina llevan 30 años paralizadas y propone darles una oportunidad a los miembros de las mismas con el fin de darle un giro a la seguridad y defensa del país.

“No se está pensando en el ejército mezclado con fuerzas federales. Se está pensando en que el ejército o las fuerzas armadas argentinas tienen que proyectar cuáles son las fuerzas armadas del siglo XXI”, dijo Bullrich en un programa de TV, antes de cuestionar el decreto 727/06 del presidente Néstor Kirchner.

Las limitaciones de las Fuerzas Armadas en Argentina.

Burich criticó el hecho de que el decreto limite la actuación militar a la tácita agresión de un estado o fuerza armada extranjera, pues lo paraliza a una sola hipótesis de trabajo. Para ello, citó algunos ejemplos que podrían afectar al pais en los que hoy la Fuerza Armada, por decreto, no podría atacar, como ISIS, Hezbollah, Al Qaeda, y demás organizaciones terroristas que puedan fundir pánico en la sociedad argentina de múltiples maneras; sin necesariamente ser un estado o una fuerza extranjera. Además, sugirió dejar de actuar sobre las bases del pasado y pensar en el futuro, pues hoy las amenazas son multidimensionales, y los Ejércitos deben estar preparados antes cualquier circunstancia.

Una de las propuestas de la Ministra, es que hoy las Fuerzas Armadas tengan mayor presencia en la frontera y puedan contribuir a la lucha contra el narcotráfico. Esto, ya que, bajo la legislación actual, un avión de la Fuerza Aérea puede interceptar una aeronave narco, pues tiene la jurisdicción del espacio aéreo. No obstante, si el Ejército se encuentra con un camión narco, ahí ya no tiene jurisdicción de enfrentarlo.

Burich ve lo anterior como contradictorio y justifica su posición en darle la oportunidad a los miembros del Ejército, que además son hijos de la democracia, de avanzar y potencializar la seguridad de la nación.

>

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre