México cada vez más cerca de la militarización de la policía

0
436
Un comité especial dentro de la Cámara de Representantes de México aprobó la última versión del controvertido Proyecto de Ley de Seguridad Interna, que incita a fuertes críticas de organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos.

En un comunicado de prensa conjunto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, NCHR y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, ACNUDH México, dijeron que la ley, de ser aprobada, es «altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos en México». »

Una versión ligeramente diferente del proyecto de ley fue aprobada por el Senado hace dos semanas.

La comisión de la Cámara de Representantes de ayer aprobó el proyecto de ley con lo que los defensores de los derechos humanos llaman nueve cambios «menores» y «cosméticos».

El proyecto de ley legalizaría, entre otras disposiciones, la capacidad del presidente como comandante en jefe para ordenar a los militares que realicen tareas policiales, como realizar redadas y arrestar a civiles.

El ejecutivo no estaría obligado a divulgar información sobre estos despliegues destinados a «combatir el crimen organizado y el terrorismo» o cualquier otra cosa que amenace la «seguridad nacional». El estado también puede «suspender los derechos humanos» si «la sociedad está en grave peligro o conflicto». »

Resumen de los cambios del proyecto de ley


Esencialmente, la ley legalizaría la militarización estatal y codificaría la militarización del estado, algo que ha estado haciendo, de facto, durante la última década.

«En esencia, las modificaciones no resuelven la falta de control civil (de la sociedad), la transparencia y la rendición de cuentas con respecto al uso de las fuerzas militares para funcionar como policías regulares», dijo la funcionaria de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum.

El NCHR y el ACNUDH en México dijeron que los cambios al proyecto de ley no son «sustantivos» y que el proyecto de ley no debería aprobarse «bajo estas condiciones». Exigen «un diálogo nacional con respecto a la seguridad en México que no deslegitima al gobierno, pero también preserva y garantiza los derechos fundamentales de las personas «.

Miles de activistas nacionales bajo el hashtag «Seguridad Sin Guerra» agregan que la ley «perpetuará (la sociedad) la violencia que busca revertir».

Durante el debate de ayer, el representante del Partido Acción Nacional, Fernando Torres, dijo que el proyecto no fue «acelerado» y que el comité hizo «cambios importantes (a la ley) luego de escuchar diversas voces». Representante del Partido Revolucionario Institucional José María Tapia Franco, Parte presentó el proyecto de ley original, dijo que los ciudadanos deben permanecer tranquilos porque la Ley de Seguridad Interna «no representa una militarización» del estado.

La casa llena votará el proyecto de ley actual el viernes 15 de diciembre. Si se aprueba, regresará al Congreso para su debate.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre