Maduro es reelegido con 5,8 millones de votos según CNE

0
228

El presidente socialista venezolano, Nicolás Maduro, enfrentó la condena internacional después de su reelección en un voto que sus enemigos denunciaron como una farsa que cimentó la autocracia en la nación productora de petróleo golpeada por la crisis.

Maduro, de 55 años, elogió su victoria en la votación del domingo como una victoria contra el «imperialismo», pero su principal rival alegó irregularidades y se negó a reconocer el resultado. La oposición mayoritaria de Venezuela boicoteó las elecciones, dado que a dos de sus líderes más populares se les prohibió postularse, las autoridades prohibieron que la coalición y varios de sus partidos usen sus nombres, y la junta electoral está dirigida por leales a Maduro. La asistencia fue menor al 50 por ciento.

Miles de partidarios de Maduro, muchos de ellos con boinas rojas, se abrazaron y bailaron frente al palacio presidencial de Miraflores, bañados en confeti con los colores amarillo, azul y rojo de la bandera nacional venezolana.

 

Altos funcionarios del Departamento de Estado de los EE. UU. declararon la votación del domingo como una «farsa» y reiteraron amenazas de imponer sanciones al importante sector petrolero venezolano, que ya está sufriendo por la caída de la producción, una fuga de cerebros y una infraestructura quebrada.

España, que ha liderado las críticas de la Unión Europea a Maduro, también pesó. «El proceso electoral de Venezuela no ha respetado los estándares democráticos más básicos. España y sus socios europeos estudiarán las medidas adecuadas y continuarán trabajando para aliviar el sufrimiento de los venezolanos «, tuiteó el primer ministro Mariano Rajoy.

En una declaración contundente, el «Grupo Lima» de 14 países de América, desde Canadá hasta Brasil, dijo que no reconocía la legitimidad del voto y que estaría degradando las relaciones diplomáticas.

El grupo deploró la «grave situación humanitaria» de Venezuela detrás de un éxodo de migrantes, y prometió ayudar a coordinar con los organismos financieros internacionales para tomar medidas enérgicas contra la corrupción y bloquear los préstamos al gobierno.

Sin embargo, los aliados regionales izquierdistas de Venezuela, desde Cuba hasta Bolivia, enviaron sus felicitaciones. China y Rusia, que han inyectado dinero a Venezuela en los últimos años, tampoco es probable que se unan a la condena internacional.

El porcentaje de participación

La junta electoral dijo que Maduro ganó 5,8 millones de votos, frente a 1,8 millones para su principal rival, Henri Falcon, un ex gobernador que rompió con el boicot de la oposición para presentarse.

La asistencia electoral fue 46 por ciento, dijo la junta electoral, muy por debajo del 80 por ciento en la última votación presidencial en 2013. Sugiriendo participación fue aún menor, una fuente de la junta electoral dijo a Reuters que el 32,3 por ciento de los votantes elegibles emitieron su voto a las 6 p.m. (2200 GMT) ya que la mayoría de las encuestas se cerraron.

Falcon pidió una nueva votación, quejándose de la colocación por parte del gobierno de casi 13,000 puestos pro-gubernamentales llamados «puntos rojos» cerca de los centros electorales en todo el país.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre