Los tiroteos policiales cierran la carretera principal en Río de Janeiro

0
383

Un traficante de drogas brasileño fue asesinado en el tiroteo de una hora entre la policía y criminales armados cerca de la barriada Cidade de Deus de Río de Janeiro. La batalla se extendió a una carretera principal, obligando a los conductores a buscar cobertura.

Al menos tres personas murieron cuando la policía militar brasileña se enfrentó el miércoles a presuntos miembros de un sindicato local de drogas en Río de Janeiro. El noticiario G1 informó que el jefe de la droga Rodolfo Pereira da Silva, también conocido como «Rodolfinho» estaba entre los muertos.

El tiroteo comenzó con una redada policial en el área de Jacarepagua, en Río de Janeiro, a las afueras de la infame barriada de Cidade de Deus, donde las fuerzas de seguridad habían encontrado resistencia armada. Luego se extendió a la cercana Linha Amarela, una de las principales vías de acceso en la metrópolis brasileña. Según los informes, los delincuentes establecieron múltiples barricadas durante el enfrentamiento de varias horas.

Algunos conductores intentaron huir de la escena conduciendo en la dirección opuesta.

Alteración de la movilidad en carretera

Las autoridades de la ciudad interrumpieron repetidamente el tráfico en la carretera de varios carriles, creando atascos de tráfico masivos. Los conductores se escondieron debajo o al lado de sus automóviles para evitar balas perdidas.

Tras el tiroteo, el ministro de Defensa de Brasil, Raúl Jungmann, dijo que el sistema de seguridad del estado estaba «roto».

«La crisis ha influido en este proceso: la falta de recursos se canaliza hacia la seguridad pública», dijo en un discurso citado por Agencia Brasil, la agencia nacional de noticias pública, dirigida por el gobierno brasileño.

Jungmann agregó que las bandas criminales brasileñas estaban activas internacionalmente, y que el gobierno federal no tenía la autoridad para intervenir en los estados «excepto en circunstancias extraordinarias».

La favela Cidade de Deus, asolada por el crimen, apareció en la película de 2002 City of God (Cidade de Deus en portugués), aclamada por la crítica. El país sudamericano está experimentando actualmente un aumento en el crimen violento paralelo a las crisis económicas y políticas en curso.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre