Los sobrevivientes de la guerra de Guatemala exigen justicia y no amnistía

0
336

El conflicto armado interno de Guatemala se desató entre 1960 y 1996, matando a unas 200.000 personas y desplazando a más de un millón de personas. Cuarenta y cinco mil personas siguen desaparecidas.

Sobrevivientes del crimen de guerra de Guatemala impugnan proyecto de ley de amnistía
«Buscamos y buscamos, pero no pudimos encontrar nada», dijo. «Ni siquiera nos atendieron. Regresamos a casa sin nada», dijo, deteniéndose antes de agregar: «No hay justicia». Más de tres décadas después, todavía están buscando a sus seres queridos.

El lunes, yaqui y cientos de sobrevivientes del conflicto armado interno de Guatemala marcharon por la ciudad de Guatemala para conmemorar a las víctimas del conflicto armado interno y rechazar las reformas propuestas a la Ley de Reconciliación Nacional. Otras ciudades en todo el país participaron también.

El día de conmemoración de las víctimas de la guerra se estableció tras la firma de los Acuerdos de Paz en 1996 como un día para recordar a los afectados por la guerra. La marcha también conmemora el vigésimo aniversario de un informe de la Comisión para la aclaración histórica respaldado por las Naciones Unidas: La memoria del silencio.

La comisión determinó que el ejército guatemalteco era responsable del 93 por ciento de las atrocidades, incluidas desapariciones forzadas, masacres y torturas. Y que los combatientes solo fueron responsables del tres por ciento de esos crímenes. La comisión no asignó la culpabilidad a ninguna otra parte por el cuatro por ciento restante.

Además, la comisión determinó que el 83 por ciento de las víctimas eran indígenas mayas, mientras que el 17 por ciento no eran indígenas. Como resultado de estos hallazgos, la comisión concluyó que los actos de genocidio ocurrieron durante la guerra.

Propuesta de la amnistía como reforma

La reforma propuesta extendería la amnistía a los oficiales militares acusados ​​de crímenes de guerra. La ley está programada para ser debatida en la segunda ronda de discusiones el miércoles.

Durante la marcha, las organizaciones intentaron entregar cartas a los representantes del Congreso rechazando la ley de amnistía.

«No podemos permitir que se aplique la ley», dijo Rigoberta Menchu, ganadora del Premio Nobel de la Paz de 1992 y sobreviviente del conflicto armado interno.

La mayoría de los reunidos fuera de la Corte Suprema del país para la marcha se vieron afectados por la guerra y han pasado décadas demandando justicia para sus seres queridos.

El Diario Militar fue una lista de 183 personas que fueron desaparecidas por la fuerza del ejército guatemalteco entre 1983 y 1985. Aunque sus nombres aparecen en la lista, pocos de los restos de los desaparecidos han sido recuperados.

A medida que el Congreso de Guatemala aplica la ley de amnistía, las familias de los desaparecidos continúan exigiendo una ley que establezca una comisión para buscar a los que aún no se han registrado. La ley ha permanecido en discusión.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre