Los militares y la seguridad interior en países de Latinoamérica

0
153

Hace poco, el presidente brasilero Temer autorizó la militarización de Río de Janeiro para combatir la ola de violencia que ha venido acechando a la ciudad. Este hecho, ha retomado los debates acerca del papel de los militares en la seguridad interna de los países, sobre todo en Latinoamérica, debido al narcotráfico y crimen organizado, consideradas las nuevas amenazas de la seguridad.

En el 2010, durante el gobierno de Lula, también se ordenó la militarización de las favelas. No obstante, una vez las tropas fueron retiradas, la violencia y el descontrol retomó el poder en Río.

La medida de la militarización, se acompañó de la creación de un nuevo ministerio, que fue asumido por el ex ministro de la defensa Jungmann, el Ministerio de Seguridad Pública. En el Ministerio de Defensa, quedó el General Joaquín Silva y Luna.

Con esto se espera reducir las cifras de asesinatos en Brasil, que ha generado una expansión del sistema penitenciario, pero también ha ocasionado un colapso en la capacidad carcelaria, ya que las capturas han ido en aumento.

Casos de México y Colombia

Pero la militarización de las ciudades no es algo nuevo en Latinoamérica. El caso mexicano, donde a finales del año 2017 se sancionó la Ley de Seguridad Interior, que pretender darle facultades a los militares para combatir la violencia, ha generado mucha polémica en el país. Incluso, cuando parece ser una continuación de lo que alguna vez intentó el presidente Felipe Calderón para combatir los carteles de drogas en el territorio mexicano.

El caso de mayor atención acerca de los militares en la seguridad interna es el colombiano. Colombia lleva décadas en un conflicto interno, que ha convergido además, con violencia de narcotráfico. Esto ha obligado que las Fuerzas Militares tengan un especial papel en la recuperación del orden y la seguridad interna.

Colombia podría ser un ejemplo, debido a los resultados positivos en materia operacional que han obtenido con esta estrategia. Aunque el conflicto con las FARC-EP haya terminado, el ELN continua en acción y el narcotráfico ha tomado mucha fuerza. Por lo tanto, a pesar de la firma del acuerdo de paz, el papel de las Fuerzas Militare en Colombia continua intacto.

Esto es algo impensable para países como Chile, Argentina y Uruguay, quienes tienen las funciones muy bien establecidas y divididas. No obstante, como se mencionó anteriormente, debido a la aparición de las nuevas amenazas países como Brasil, México, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia y Paraguay no descartan en caso de verlo necesario, como ya ocurrió en Brasil y México. Colombia por su parte,lo hace desde hace mucho debido a su contexto nacional y por lo pronto, no esperan abolirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre