Ley de armas norteamericana es un problema en México

0
343

El Colt AR-15 ‘rifle de América’  es el tipo de rifle más popular en los Estados Unidos, con millones en circulación. También son bastante populares entre los cárteles de la droga mexicanos. Según datos de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, 73,684 armas de fuego incautadas en México y rastreadas de 2009 a 2014 se originaron en los Estados Unidos.

 

El punto aquí no es que el AR-15 sea un arma maligna, sino que mientras el presidente Donald Trump habla acerca de los inmigrantes mexicanos que transportan drogas y crimen a través de la frontera hacia los Estados Unidos, decenas de miles de armas estadounidenses hacen el mismo viaje en la dirección opuesta, ilegal y destinado a las personas que operan y se benefician del tráfico de drogas mexicano.

Las leyes de armas de México son extremadamente restrictivas, pero la proximidad de los EE. UU. y la falta de regulación hacen que sea relativamente fácil ingresar de contrabando al país. «Los delincuentes mexicanos tienden a poner sus manos sobre las armas estadounidenses de la misma manera que los delincuentes estadounidenses» Los Angeles Times.

Armas estadounidenses en todo el mundo

El tráfico de armas, es una actividad de alto beneficio y bajo riesgo, ya que el tráfico dentro de los EE. UU. no es ilegal según la ley federal y los compradores rara vez enfrentan severas penalidades cuando son capturados. De esta manera, los Estados Unidos está armando a ambos lados de la guerra contra las drogas en México. Sin el mercado mexicano, muchos de estos comerciantes cerrarían.

México no es de ninguna manera el único destino para las armas de fuego estadounidenses del mercado negro.  Casi el 60 por ciento de las armas de fuego que cotizan en la dark web eran de origen estadounidense.

En lugares como Siria, Irak y Afganistán, comienzan como asistencia militar otorgada o vendida a gobiernos aliados y actores no estatales. Luego se abren paso en el mercado negro y, a menudo, en las manos de los enemigos. El armamento de EE. UU. también cae ocasionalmente en manos de ISIS, a menudo desviado de compradores legítimos en Medio Oriente y Europa del Este. Las armas estadounidenses también viajan al exterior a través del comercio legítimo de armas pequeñas.

Los críticos dicen que aumentará el riesgo de que estas armas se desvíen a usuarios no autorizados y entren en zonas de conflicto, a la vez que dificultan la prevención y el enjuiciamiento del tráfico ilegal de armas. Esos temores parecen eminentemente razonables, especialmente teniendo en cuenta que Arabia Saudita es uno de los principales países de destino para tales exportaciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por Favor deje su comentario!
Por favor ingrese su nombre